Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

abril 20, 2009

¿Será eso?, como sea ...

Ando con un estado de ánimo un tanto enrarecido. Ni tan alegre, ni tan triste, aunque sí más bien alegre. Alegre pero pausada, no eufórica enloquecida. ¿Me explico? Espumosa más que burbujeante, por así decirlo. Evidente, me resulta clarísima la imagen, pero si repito las palabras me suenan vacías. Como sea ...

Rodeada de gente y situaciones buenas. Compartiendo con los amigos de siempre (antiguos me suena como raro, feo) y con los nuevos también. Un par de preguntas en el aire, un poco volcada hacia adentro, intentando apagar la máquina de expectativas en todos los sentidos. Dejar de pensar, de proyectar, de esperar de los demás y de la vida es bastante difícil. Y recibir con una sonrisita todo lo bueno y todo lo malo, suena a tarea titánica, pero en verdad que se puede.

Con esta convicción, trato a la vez, de sacarle sonrisas a todo el mundo. Pero no cualquier sonrisa me sirve, por que tienen que ser auténticas, desde adentro, sinceras. El "me sirve" me suena muy poco apropiado, pero no sé cómo explicar lo que quise decir con eso. Como sea ... algo así como que me alimento de sonrisas sinceras.

El infantil "lo quiero todo y lo quiero ahora" que me acompañó durante tantos años ahora me suena tan ridículo, que me saca carcajadas. Me llega a doler la guata de tanta risa, como abdominales terapéuticos, jajajajajaj, tanta tontera que se me ocurre.

Quizás tanto deporte me tiene menos (o nada) ansiosa, y funcionar sin ansiedad es algo nuevo, extraño.

¿Será eso?

O será que ando escuchando música que disfrutaba ¿hace trece años puede ser? Sí exactamente trece años, y no es ataque de nostalgia (por que a punta de prohibírmelos sistemáticamente parece que los tengo medio superados), si no simplemente que me he acordado repentinamente (quizás producto de qué asociaciones del inconciente) de algunas canciones, que están despertando nuevas cosas en mí, que ahora mientras suenan y las canturreo un poco, siento TOTALMENTE DIFERENTES.

Leo a gente que le pasan cosas parecidas en diferentes blogs. Leo revistas estúpidas, leo autores pretenciosos, leo reflexiones muy serias que me sacan dolores de cabeza por su complejidad que no puedo abarcar en este momento, en verdad leo bastante y de todo un poco.

A todo esto, me siento estafada por mis tres últimas lecturas, Paul Auster, Idelfonso Falcones y Alejandro Jodorowsky me han trampeado un poco, bastante ("me han" asevero como si ellos tres hubieran escrito sólo para mí, la muy patuda ...). La música del azar, La Catedral del Mar, y Cabaret Místico, me embrujaron al principio, me tuvieron los pelos de punta y al final me dejaron tan poquito, no es justo. !!! Me quedo eso sí, con el mundo enrarecidísimo del "La música del azar", con la maqueta del mundo y sus ultra observadores detalles, con la consturcción en abismo, de la maqueta adentro de la maqueta, de la maqueta, de la (elevado hasta el infinito) maqueta del mundo. Aunque esa resignación lenta no me convence para nada, yo quiero algo diferente para esta vida, algo con muchísima más fuerza y en eso estoy, intentando ser esa idea más o menos clara que tengo adentro.

La novela del momento, el best seller catalán, lo recomiendo a quienes quieran leer acción vertiginosa que de verdad te envicia, (al punto que sacaba el libro camuflado en la oficina para saber que otra desgracia le ocurriría en cualquier segundo al pobre Arnau) pero personalmente en ningún momento experimenté una emoción verdadera, un segundo de conexión, un anhelo de trascendencia humana, un suspiro silencioso, nada, de ahí la gran estafa de Idelfonso.

Y el Jodo, lo amo y lo odio a la vez, (aunque la raíz del odio es el amor, claro está, esto seguro se lo copié a el mismo también) tan tremendamente lúcido a ratos y en otros casi que charlatán (perdónenme sus seguidores acérrimos tan terrible ofensa). Como sea, seguramente muchas de estas cosas que me cuestiono tan vagamente, tan dispersamente, puede que estén provocadas en cierta medida por su lectura, así que te lo agradezco Alejandro, aunque hacia el final me quedé con gusto a poco.

¿Ando media inconforme? ¿Será eso?

¿Será eso?, como sea ... una sonrisita por favor

4 Comments:

Blogger Alvaro en OZ said...

sita Roxy, gracias por su fidelidad al leer mis torpes escritos. Me gustaría compartir más de mi experiencia vía remota dada la distancia a través de facebook que es donde he publicado muchas de las fotos que he sacado en este tiempo, incluyendo las de Bali. Si le interesa ( y tiene facebook, por supuesto) búsqueme por a_venegasc@hotmail.com
Muuuchos saludos

9:31 a. m.

 
Blogger boris said...

Roxiiii
preguntas en el aire... a veces las repuestas estan cercas..pero siempre el tiempo te las da
un
abrazote

pd: es distinto

12:17 p. m.

 
Blogger arawaco said...

El colgado o ahorcado, sinceramente no creo que la carta refleje lo que sientes o el momento en que estás, unas tonadas lejanas
¡¡ recuerdos !! del presente.
Sonrisa, algún día la verás.

4:34 p. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

"....ta que te entiendo", nada más que decir...

5:46 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home