Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

febrero 09, 2009

¿Fumas?

Tengo una entrada preparada que no puedo publicar, por que no logro rescatar de mi celu, una foto que me parece es indispensable para que se entienda, tiene que ver con la crisis y con cosas que me dan rabia, rabia y risa, pero tendrá que ser más adelante.

Este lunes, esta semana, lo empiezo con demasiado sueño, a pesar de que he dormido horas más que suficientes, definitivamente más que suficientes, pero el problemita es que así como he dormido mucho, también he soñado en demasía, y así el cerebro no descansa. Siento los ojos pesados.

Entre miles de sueños que he tenido en las últimas horas, mientras intentaba recuperar la foto que mencionaba recién, me acordé de un sueño que tuve ayer por la tarde y que le comenté a una amiga por mail. No sé si a alguien le pueda importar, en algo esto, pero experimento en este momento la necesidad imperiosa de contar el sueño:

" Me acordé de algo ... ayer en la tarde mientras dormía siesta, soñaba que nosotras dos estábamos subiendo otro cerro (no el san Cristóbal, uno menos amigable), haciendo trekking o algo así, por un lugar, estación ferroviara abandonada, todo era como antiguo, pero se suponía que no pasaban trenes, estaba en desuso, pero repentinamente empezaban a pasar trenes muy modernos a toda velocidad, y los teníamos que esquivar saltando de un lado para otro para que no nos arrollaran.

A la vez mientras esquivábamos los trenes, yo sentía que debíamos alcanzar uno, saltar, subirnos de alguna manera, mientras tu pausadamente me planteabas que estabas convencida que hay que estar atenta a las oportunidades, y estar alerta, por que si uno deja pasar el momento ya fue, ya pasó. Que hay que estar en el momento, alerta, dispuesto, algo así. Mientras seguíamos esquivando los trenes, bajo un sol inclemente. También teníamos que volver a una estación atrás a recuperar un bolso que habíamos perdido, y yo me oponía, lo que quedó atrás ya fue, no podemos volver te decía. Y tu asentías y volvías con la cantaleta, del aquí, del estar alerta al momento. Supongo que tiene mucho que ver con las cosas que conversamos ayer"

Soñé mucho también con una tía anciana, veía casi exclusivamente un primer plano de sus pies, hinchados, adentro de un zapatón negro con una hebilla plateada pesada, que mantenía el pie aprisionado. Nunca veía el resto de su cuerpo, ni mucho menos su cara, solo el pie hinchado adentro del zapato de charol resplandeciente, y rodeado por una agobiante sensación de muerte.

Esta imagen se alternaba con la de un señor del mundo del dinero, que tiene buen envase y por ahí le podría resultar atractivo a cualquier incauta, pero aparentemente con muy poquita alma (lo que mata todo lo anterior), zapato, señor, zapato, señor, zapato ... y la hermana de mi tía anciana llorando.

Después todo era pasto, yo haciendo abdominales sobre ese pasto, con el cosquilleo de las hierbitas sobre la piel. Al lado izquierdo un primerísimo primer plano del cuello de X, salpicado también por la humedad del pasto, con toda su sencillez, con su piel morenita oliendo a jabón, a jabón mezclado con pucho, con pucho barato. ¿Fumas? no quiero recordarte que me carga la gente que fuma. Y no me gustan las cosas dulces, prefiero el sabor de la sal, debe ser por el mar supongo. ¿Fumas? Bueno supongo que puedo hacer una excepción ...

3 Comments:

Blogger arawaco said...

¿que si fumo?
No...
En cuanto al primer sueño, subir la montaña es augurio de cambios favorables en todo sentido y es consecuente con la estación y el camino de tren , debes dejar las cosas que no te pertenecen más atrás.

Qué chévere que hagas la siesta, yo la hago en el trabajo de vez en cuando.. no me han pillado :D
Saludos mujer ;)

9:56 p. m.

 
Blogger boris said...

Roxiiiiiiiiiiii, sera que esperas un tren ???
en la estación Kings Cross, hay un ande de un tren que te lleva a magicos lugares
un abrazote!!!

12:11 a. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

Mira tu, tratando de agarrar un tren....pero si todavia tienes mucho tiempo para subirte niña :P
Yo odio el cigarro y el olor del pucho, el olor que tienen los que fuman y el color que toman sus dientes. Aborrezco el olor que queda en mi ropa cuando he estado en ambientes que hay pucho, y peor aún la frescura y falta de respeto de los que osan a prender un cigarrillo sin preguntar si molesta. Pero, reconozco que si me gusta el olor del puro cuando ya no lo están fumando y queda la estela de su presencia.

10:57 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home