Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

febrero 13, 2009

Anclado en la magia inframince de lo cotidiano

Ayer fue el aniversario de muerte de mi adorado Julio Cortázar. Recordar a la gente por su muerte es raro igual, pero da lo mismo el motivo nunca está de más recordar al más grande de los Cronopios. A esa creatura sensible, ingenua, idealista, que por otro lado es un intelectual brillante, sin dejar de ser lúdico y muy anclado en la magia inframince de lo cotidiano.
Podría estar piropéandolo todo el día y las palabras igual no me alcanzarían.
Así que les dejo, reiterado, por que ya lo he publicado antes, el capítulo 7 de Rayuela.
Existe gente que aún no lee Rayuela?. Creo que es un libro de primera necesidad, vital, como el agua o el aire puro.
Que tengan todo un lindo fin de semana.

Rayuela Capítulo 7
Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.
Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mi como una luna en el agua.

4 Comments:

Blogger Ma. Antonieta said...

wow, prendí el computer porque es San Valentín y me encuentro con esta entrada. Mañana mismo saco el libro de la Biblioteca del Mall : P
Feliz San Valentín.!!

10:49 a. m.

 
Blogger kurotashio said...

Hartas personas me han comentado sobre Rayuela, curiosamente la mayoría son mujeres :O

Veo que ya celebraste tu cumpleaños hace un rato atrás, y tb alcanzo a apreciar por primera vez tu rostro por las fotos que subes, dando cuenta q de 30 no se nota para nada, eh? :)

Como ya te darás cuenta, actualizo re poco Blogger, ya sea por tiempo, por ánimo de escribir algo o sólo por dedicarle más apartado al extinto Fotolog, Flickr o al mismisimo Facebook, aunque no dudes q a veces me daría por mandar todo al diablo, quizás por descanso neuronal social, quién sabe.

Ha de esperarse que estés bien, y en realidad, no sería malo poder conocer, algún dia quizás a la señorita Roxy, al menos más allá de un blog.

Cariños!

5:10 p. m.

 
Blogger arawaco said...

Saludos
A muchas mujeres les encanta la Rayuela..
A mí me gusta por ser un libro que
se puede leer de varias formas...
chao

6:49 p. m.

 
Blogger El escupidor de palabras said...

Rayuela tiene partes que me han cambiado la forma de ver muchas cosas, es un excelente libro y desde entonces juego al cíclope! jaja
saludos!

4:38 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home