Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

marzo 16, 2009

De regreso, en cortocircuito, decantando.

Estoy de regreso en mi realidad.

Conectándome lentamente a la rutina de la ciudad, al caótico transporte público, al trabajo (no hay tanto tampoco y mi PC está virulento así que mientras lo formatean y resucitan yo aprovecho de escribir desde otro rincón de la ofi).

Me va a costar transmitir todo lo que he vivido y conocido, pero en las siguientes entradas lo voy a intentar, así que todoresplandece se va a poner un tanto (bastante en realidad) Rapa, durante algunas semanas, por que pretendo compartir todo lo hermoso que mis ojos vieron, y las emociones que me embargaron en esa mágica tierra colmada de mar, en esa tierra de seres de espíritu libre, totalmente envidiable, o mejor aún, imitable, habría que proponérselo.

A ver si algo de esa energía me queda para el resto del año (estoy segura de que sí).

Voy a intentar ordenar un poco mis ideas y emociones antes de empezar a escribir, pero mientras lo hago mi cerebro o más bien mi piel directamente (sí en este caso es más correcto hablar de piel, y mandar el cerebro al carajo), hace cortocircuito .

Todo en mí hace cortocircuito.

Después de un segundo de silencio y de una panorámica en la que girando en 360º percibo solo mar, mar en todas las direcciones, mi alma colmada de mar y de felicidad recuerda un aroma totalmente nuevo, dulzón, desconocido, indescriptible: el aroma del vapor de las hojas de plátano, cuando el bello y dulce Tau´no (nunca le entendí bien como se escribía su nombre) abre el curanto que había preparado durante horas. Ese aroma no se me va a olvidar nunca en la vida, NUNCA, así de categórica.

Chinaski al otro lado del teclado me decía que afortunada es un adjetivo mezquino, para describir lo rajuda (esto último lo agregué yo) que soy, ja, ja ... y claro que tiene razón, pero no sé que otra palabra podría usar para decir la increíble suerte que tengo, lo feliz, lo inspirada, la emoción que me llena por completo, de recordar ese lugar mágico, de una belleza natural inigualable, lleno de misterios y de gente muy alegre y receptiva, de espíritu muy libre y absolutamente sin ningún prejuicio. Esa tierra de seres deshinibidos y espontáneos, lo que resulta muy lindo aunque al principio claro que sorprende un poco.

Sigo intentando ordenar esta ensalada rusa, todos los micromomentos que se me vienen, que se me reiteran con alegría, y mientras cierro los ojos vuelvo a ver el mar. He visto tanto mar, que mi alma está completa, feliz. Estoy de nuevo en el Maunga (cerro) Terevaka, que es el punto más alto de la isla (510 metros), y desde allá arriba veo toda la isla y giro, giro, giro, hacia todo mi alrededor, en 360º, veo todo el contorno de la isla y mar, mar, mar, por todos lados, en todas las direcciones.

Entremedio el vuelo de regreso ... bien igual, llegamos 15 minutos antes de lo previsto, y sin nada de turbulencia. Claro que a la salida en el aeropuerto, la cinta de equipaje estaba colapsada y muy, muy lento el retiro, ja, jaj, ja, pero bueno sobreviví a esa lata. En esas horas sentada, viendo en el mapita como el avión se alejaba de Mataveri, volvía a ver el Rano Kau, su cráter impactante, su ladera erosionada por la salinidad del mar. De nuevo el mar, de nuevo la sal, la vegetación exhuberante, los mangos y las paltas maduros por las calles, generosos para todos quienes quieran tomarlos. La humedad suave. El carácter y la cara diferente de cada moai. El Sol, Anakena, el agua, los peces, el amanecer en Tongariki. La luna llena.

El regreso, pucha, pero bronceada y llenas de collares (gracias de nuevo a todos los que me fueron a despedir !!!), así que no era difícil darse cuenta de mi procedencia, además con la imborrable cara de felicidad, con el mar impregnado en el alma, yo que adoro el mar, nunca había visto tanto mar en mi vida.

Que alegría !!!

Cuando todo esto decante un poco, e intuya cómo irradiarlo, como contagiarlo, sin duda lo voy a hacer, y pronto.

5 Comments:

Blogger Ma. Antonieta said...

Paso a darte el trompeteo correspondiente para anunciar tu regreso, Bienvenida!!! ya casi te imagine en el Terevaka dando vueltas como la Novicia Rebelde, que rico!!! se nota que las pilas vienen en verde y es cierto eres una rajúa jajaja
Sobre tu pregunta, si, he escrito de la hipnosis en mi blog de fantasmitas, que ahora ando reviviendo, mira anda a revisarlo y me das tu opinión, de todas maneras http://www.mi6tosentido.blogspot.com
Adivina? les di el capitulo 7 de Rayuela a mis alumnos de la Universidad : ), gracias a tu blog alucinaron.
Ah, y mira....será que quiero ser como tú..en julio me voy a Rapa Nui, por pega, ji,ji.ji.
Besos, te sigo leyendo.

4:07 p. m.

 
Blogger arawaco said...

¡¡Felicidades!!
todoresplandece espero el secreto de los Moáis
:D

10:18 p. m.

 
Blogger boris said...

roxiiiiiiiiiiii, que bien lo de tu viaje, que sensaciones, que inolvidable debe ser..
como un sueño
un abrazote

11:59 p. m.

 
Blogger Pamela said...

Qué maravilla de experiencia. Espero tus detalles, me emocioné contigo. Besos besos besos

4:06 p. m.

 
Blogger AngeLito said...

Roxi, tu entrada me contagió... me lleno de energía imaginar todos esos lugares. Uff... tienes mucho talento con las letras niña.
Un abrazo 'rajuda'.
Jajaja...

8:02 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home