Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

abril 23, 2009

Desvarío de jueves


Esta entrada no será lo que debiera ser. Desde ya, parte con ese enunciado. Si yo NO fuera una gallina (créanme que ahora lo soy), ja, ja esta entrada debiera ser sobre un tema de lo más entrete, que ayer nos comentábamos con MªAntonieta a través de un par de mails. Que me sacaron carcajadas mientras los leía en la oficina, mis compañeros me observaban atónitos y yo ahí retorcida de la risa.

Pero no, no soy tan chorita como para plantear de manera tan pública el tema en cuestión, aunque he compartido en otras ocasiones también a través del blog capítulos muchísimos más escabrosos de mi vida, y temas tan atroz o igual de personales.

Pero no sé por qué ahora no puedo hacerlo. Quizás mi faceta de impúdica compulsiva cibernética se está teminando. ja, ja.

Y como no puedo o no quiero hablar, de lo que debiera hablar, (o más bien escribir), mejor les escribo de cualquier otra cosa, del primer desvarío que me venga a la mente para rellenar este espacio, aunque sea de palabras más o menos vacías, evadiendo el real motivo de mis desvelos y preguntas en el aire que han aparecido en las dos últimas entradas.

Entonces podría decirles cómo va a estar el tiempo hoy, adelantarles las noticias que se reiterarán todo el día en los portales de internet (la variación día tras día es casi nula), comentar lo lindo que estuvo el San Cristóbal el domingo pasado, o lo increíble que será ver el 8 de Mayo a Chico Trujillo nuevamente en la batuta.

Pero mejor les cuento un sueño que tuve esta mañana, no lo recuerdo con claridad, pero básicamente el sueño consistía en que yo tenía un hijo de Charlie Kaufman, el guionista más brillante que mi limitada mente recuerda y admira, por la escritura de películas tan llenas de comportamiento lúdico y atracción magnética como la vida misma: "Eternal Sunshine of the Spotless Mind", "Adaptation", "Human Nature"y "Being John Malkovich", entre mis favoritas.

Resulta que yo tenía un hijo de 1 año de Charlie, y repentinamente decidía hacérselo saber, por que el viviendo lejos en Pasadena, California, y teniendo en la actualidaad (actualidad de mi sueño, se entiende) cero contacto conmigo, no tenía idea de la existencia de este nuevo ser, ja, ja.

Esto me hace suponer, ahora que repienso el sueño en el que yo no tenía idea de cómo contactar al padre, que el episodio en que con Charlie habíamos engendrado nuestro hijo (o sea tirado), jajajajaja, la hueá chistosa, había sido un encuentro sexual casual y no producto de una relación estable, seria y comprometida, aor, bal, bla, blá.

Ta, ta, ta, ta, tán: en este desvarío que me estoy permitiendo durante la mañana de jueves, me es lícito también considerar un hecho no menor, que puede arrojar ciertas luces a este análisis inexistente: En general las películas de Kaufman se centran en un protagonista masculino introvertido, algo tímido, y una figura dominante femenina.

ME PASÉ DE PATUDA

¿Quizás es eso lo que quiero en este momento de la vida?

Por ahora no tengo mucho más que decir, salvo que al final mediante artimañas y astucia mi inconsciente logró saltarse las barreras y hablar de lo que yo inicialmente no quería.

Creo que cualquier psicoanalista se daría un festín con esta errática entrada.

De momento pretendo ver luego "Synecdoche, New York", la nueva película de Kaufman (que esta vez además de escribir, dirigió) y no sé por que cresta aún no la estrenan en nuestras salas.

F ya la tiene en DVD y me la quería copiar, pero yo prefiero esperar a verla en el cine como corresponde. F solo me adelantó "Tienes que verla", aunque en su carita algo compungida me insinuó que algo no andaba bien en ella. Tras mi insistencia me reveló que es autoreferente y reiterativo, obsesionado con las relaciones humanas (como todas las películas de Kaufman según yo), pero sin el sentido del humor de las anteriores.

Tendré que esperar para saberlo. Me gustaría ver en esa película, aquello que no puede ser mostrado, y verlo ya no con los ojos, si no con el alma (Acá estoy parafraseando a Raúl Ruiz).

Pero quizás eso sea mucho pedir para una peli, aunque sea una muy, muy buena de Kaufman.

6 Comments:

Blogger Ma. Antonieta said...

" Calla Yerko calla" jajaja
Te fuiste en la vola...... : )

12:20 p. m.

 
Blogger Roxi said...

ja, ja, todo bien amiguita. Hasta donde yo entiendo los presuntos implicados no siguen este blog. Aunque nunca se sabe. Además me encanta payasear, y capaz que haya gente riéndose de lo lindo.
Supongamos que hay más gente que aprecia mi humor diferente !!!!

12:59 p. m.

 
Blogger Monserrat said...

aaah! fuerooon muchos temas, algunas veces está bien no tener un tema en particular para escribir y simplemente teclear lo 1ero que se venga a la mente. Tus sueñoos! También tengo sueños raros jajaja.
Yo entiendo el humor diferente . . Cudate harto Roxi, gracias por las lindas palabras de hace un tiempo, cuidate. . no leemos!

10:28 p. m.

 
Blogger Cathyta... said...

jajaja ay amiga, ese sueño tuyo... Sea como sea, estuvo bueno q lo tuvieras, en una de esas, podría resultar ser inspirador para aquello que tanto anhelas concretar en diciembre..

10:58 p. m.

 
Blogger Alvaro en OZ said...

¿Soñar con Kaufman? ¡¡ eso si que es un tremendo desvarío¡¡¡

7:02 a. m.

 
Blogger arawaco said...

me imagino que el sueño ha sido completo como «vil» telenovela ;)

3:14 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home