Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

noviembre 01, 2006

Martes de horror

Le copié esta frase de la canción “Flores secas” a Álvaro Henríquez, por que yo ayer tuve mi martes de horror, y no precisamente por que era halloween. Bueno, mi martes de horror, no fue tan horrorífico si pensamos que esa canción y su melodía toda jazzy hace en realidad referencia al martes 11 de septiembre del 73. No es comparable mi horror con ese horror y dolor profundo nacional, claro que no, pero si tuve un martes freak y se me vino a la cabeza esa frasecita de la canción automáticamente. Asociación libre.
Estoy desvariando un poco, pero tengan paciencia, estoy escribiendo esta entrada prácticamente dormida, me levanté a escribir y es probable que en el camino me valla despertando, y que de todo esto salga alguna idea interesante.
Hace un par de años atrás leí una novela horrible, la peor que he leído en toda mi vida, un bodrio, escrito por un señor llamado Tom Wolfe. En esa época yo estaba escribiendo sobre gente muy vanidosa, y explorando esos lados del ser humano, probablemente por que entonces yo era la vanidad misma encarnada aunque ahora la vida se ha encargado de bajarme los humitos, y después de una lectura de texto en una clase del maestro Galemiri (a algunos no les gusta que lo llame maestro, pero considero que lo es) me quedó dando vuelta la idea de la vanidad en la cabeza, y de lo miserables que podemos ser a veces.
Estas ideas me andaban persiguiendo cuando entré a una librería pequeña en el mall panorámico (muy cara por lo demás), entonces vi al azar entre muchos otros títulos, un libro llamado “La hoguera de las vanidades”, yo desconocía que existía una película sobre esta novela (me han dicho que es horrible y no pretendo verla), y no tenía ni un referente sobre el autor. La compré por intuición, sólo por el título. Este es un ejercicio que hago bastante seguido, y siempre me resulta, de hecho así conocí a Arlt y su “Juguete Rabioso”, pero esa vez no me resultó, y la intuición se me fue francamente en collera (que fea expresión).
A la tercera página de lectura me quedó clarísimo que el señor Wolfe y yo, no sintonizábamos para nada, pero seguí leyéndolo con la esperanza de que en el camino se podía arreglar, y buscando alguna idea, vivencia o emoción que me hiciera clic, además el libro me había costado 8 lucas, y por lo mismo lo tenía que leer igual, obligada.
Total que fue un suplicio de 636 páginas, y nada cambió en mí después de leerlo, y de toda esa descripción de el mundo financiero y legal mediatizado de los gringos nada me llegó, quizás y sólo un poco, una idea que es aplicable a la vida. En una parte de la novela, se hablaba del funcionamiento del sistema judicial gringo, de los jueces sobrepasados por la cantidad enorme de casos de delincuencia, de los ideales empantanados en los intereses políticos y la burocracia, etc, etc, etc, en todo ese mundo gris cuando un funcionario le ayudaba en algo a otro, se decía que había puesto un bono en el banco de favores a nombre de X, bono que en algún momento aunque sea lejano, siempre, pero siempre se paga, y con intereses.
Tanta vuelta para llegar a esto, es que ayer tuve que pagar un bono en el banco de favores de Santiago, y me acordé de todo esto. El día lunes y martes llegué a trabajar a las 12 del día, cuando mi hora de entrada es a las 8:30, por que estaba presentando mi postulación a la escuela de posgrado de la Chile, y entre entregar los papeles y el pique macul – huechuraba, no pude llegar antes. Yo había pedido permiso, y dicho que si era necesario y la cantidad de trabajo pendiente lo ameritaba, podía quedarme un rato más en la tarde o cuando fuera necesario (pero un rato chico), pero nunca pensé que me iban a cobrar la palabra tan luego. Ayer un cliente importante y puntilloso (aunque buena onda y sencillo debo admitirlo) quería dar el visto bueno de un material que sí o sí se tiene que empezar a exhibir el jueves a primera hora, y por lo tanto tenía que quedar todo listo ayer. Me pidieron que dejara listo todo, y que esperara al tipo del V°B°. Ok pensé yo, estará todo listo a las 19:30 … MENTIRA. Me tuve que quedar hasta las 10 de la noche, en vísperas de un feriado, con dos amigas esperándome para celebrar un cumpleaños (celebración a la que no llegué), y con la promesa de juntarme con otra amiga a hacer una brujería (magia blanca en todo caso), brujería que finalmente no hicimos, y cambiamos por sesión de tarot y conversación con vino y queso.
El taxi, se demoró en llegar 30 minutos más, así que al final me fui de la empresa como a las 10:30 … ni en mi peor pesadilla me lo hubiera imaginado, yo soy de las que a las 6 ya están con las zapatillas de clavos. El guardia muerto de la risa me dice: “parece que nunca le había tocado salir de las últimas” claro si me ve como salgo corriendo desesperada todos los días a las seis. Después me explica que por un procedimiento de seguridad, cuando yo salgo del edificio el le pone llave, guarda las llaves en un sobre sellado que yo debo firmar. Quizás es algo muy común, pero me pareció francamente de película, de horror. Yo saliendo tarde, única en el parque industrial vacío, el guardia sicópata (mentira en realidad tiene cara de guagua el pobre) riéndose de mí, y haciéndome firmar un misterioso sobre. El chofer del taxi escuchando reggetón a todo volumen (esto sí que es de terror) y yo intentando explicarle que nos fuéramos por la pirámide , no se por qué dije el salto, y sus ojos horrorizados en el espejo retrovisor. Después de la explicación y del mal entendido, nos fuimos por la pirámide, vitacura, providencia, y llegué sana y salva a mi casa. Un poco picada por haber tenido que pagar el bono del banco de favores, tan prontamente, pero tranquila por que la deuda ya está saldada.
Después el vino, el tarot, el queso y la conversa con una buena amiga, ayudaron a que se me pasara la rabia.

18 Comments:

Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

creo que vi esa pelicula, pero no puedo recordarla ..... no debe haber sido muy significativa para mi....
pucha que lata eso de quedarse hasta tarde en la pega, pero no se preocupe, una vez para fiestas patrias me desocupé como a las 11 de la noche...eso si que fue terrible

saludos ¡¡¡

8:13 p. m.

 
Blogger CHOCOLATITO said...

Yo era igual que tu en mi penultimo trabajo, llegaba la hora de decir fuga y no me veian ni el polvo, pero todo cambio con el ultimo empleo que tuve en donde para variar era siempre de los ultimos en salir, con decirte que me hice cuate de los guardias, la primera vez que sali de la planta, si causa un terror de esos bien emocionantes, pero despues hasta le tomas el sabor al incidente.

Una historia genial, por cierto sabes leer el tarot ??, Siempre he tenido la curiosidad de ver que onda.

Saludos

12:35 a. m.

 
Blogger Neblina said...

Roxi:

Tambien he tenido unos dias de horror. Sin ir mas lejos anoche tenia pesadillas, soñe que me echaban de la pega y desperte llorando de pura angustia como a las 3 de la mañana, me alegro que haya sido un sueño solamente. Me alegro que tengas una buena amiga con quien juntarte a copuchar, a tomarte un vinito y a ver el tarot. Echo eso de menos, aca lo unico que tengo disponible es a mi marido pero no es igual que una guena compinche.

Cariños, pasare luego.

12:46 a. m.

 
Blogger diabluzero said...

jaja! y mas encima reggetón en el taxi! que horror! más que película de terror era sarcasmo divino! pero bueh, por lo menos algo hiciste... aunque recomendaría pagar los favores otro día.
recuerdo también la película pero como alvaro definitivamente debe haber sido ahí no mas sino me acordaría, aunque hay que reconocer que el título es bueno.
yo pude llegar a un cumpleaños donde la conversa se alargó hasta las 4am.
y algo que se pueda contar del tarot?

9:01 a. m.

 
Blogger Mirtho Nectar said...

Yo soy igual que tu, a las 18:30 salgo pitando de la oficina y no veas como me molesta quedarme más, aunque he de decir que me pasa pocas veces. Yo el martes tuve que entrar a trabajar a las 3 de la mañana, eso si que fue un horror pero yo lo llevo todo con humor así que no me pesó tanto.

Lo que si me pareció apetecible es el plan de la charleta, queso y vino, porque me pillaba un poco lejos que sino me apunto que seguro que no me hubiera aburrido.

Saludos!!!

12:37 p. m.

 
Blogger Boz said...

jajaja q dia tuviste, no es tanto horror pero si muy cansador por lo q veo.

sobre eso de lso libros, es muy cierto yo por eso cuando gasto plata en libros originales la gasto bien, voy a la segura, y cunaod me prestan libros casi siempre me sucede q son malos, me carga el betseller pero igual digo q si para q no se sientan mal Xb

salu2 q estes bien.

9:22 p. m.

 
Blogger Parisgaladriel said...

Yo también soy de las que salgo lo mas temprano posible. Digo, tengo una vida fuera de la oficina, aunque esta vida sea solo de leer un buen libro!
Te entiendo, amiga! Esperemos que esto no se repita!

10:19 p. m.

 
Blogger AngeLito said...

Guácala, que fome quedarse en la pega después del horario habitual. A mi también me ha tocado, y con suerte me dan las gracias...
Pero como tú lo dijiste, menos mal que la deuda ya está saldada...
Eso si, siempre hay que poner ojo con esos favores que quedan pendientes
Saludos

10:38 p. m.

 
Blogger arawaco said...

Me causó gracia...
Nada que hacer, hay libros que son
una mamera de leer.
Lo del trabajo, pues me hace
acordar que no sé como voy a pagar
la semana que estaré por fuera.
El tarot... maravilloso, son muchas cosas que se pueden encontrar, maravillas de algo que aún desconocemos. ¿qué tal el tabaco?.
Muchos éxitos y felicidades.

11:54 p. m.

 
Blogger boris said...

roxi, esta para guión de cine de terror..en una noche de halloween una chica se quedo en su oficina..
nunca supiste que habia antes en ese lugar...
que bueno que terminaste el día con vino y queso, un abrazo, boris

1:12 a. m.

 
Blogger gonzalo said...

Leí entero el martes de terror. Y sí, hay muchos martes más terribles. Eres una publucista tremenda!!!!!!!!!!!!!!!

7:34 a. m.

 
Blogger Seoman said...

Cualquier dia en el trabajo es unh terror, jajaja, ¿quien diria lo contrario?
Un saludo y con esa carita no me extraña que te visiten, que carita de niña picara

1:18 p. m.

 
Blogger Un verso prescindible. said...

la culminación de la profesionalidad está muy controlada por unos baremos de servilismo y demagogia, que atropella al que va de puro y noble por la vida.

1:24 p. m.

 
Blogger bendito ravotril said...

te faltó el corto de sianúrishen....recomendado en casos de horror
sorpresas da la cyber

te leo el tecleo

5:52 p. m.

 
Blogger gonzalo said...

Aparte.

Sabes?.

Los domingos son un día difícil, uno debería entrenarse para ellos.

12:18 p. m.

 
Blogger NEL said...

roxy querida...lamentablemente vivi esa situacion laboral mas de 6 veces en dos meses que trabaje en una oficina ...mas encima pega pa la casa etc...despues de eso y de encontrarme francamente triste y llegar a cuestionar mi propia carrera decidi ciertamente ser pobre pero feliz..y aqui estoy...
asi mismo...eso si ahora debo salir a buscar..ya te conté que me voy a santiago a tantear por lo de mis dibujinhos...
un abrazo y te felicito por lo de la postulación ...

9:52 p. m.

 
Blogger Markolino said...

hace 2 semanas tuve MI SEMANA DEL HORROR..

Damn..espero que no se repita..

(colombia te espera roxie..)

4:16 p. m.

 
Blogger el mono azul said...

Lo peor de todo es un taxista con reggetón a todo volumen...que desmayo!!!

9:20 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home