Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

septiembre 24, 2006

El Cerro


Hoy a los siglos regresé al cerro. Bueno en realidad a los meses, pero ya se habrán dado cuenta que a lo que yo digo, generalmente hay que descontarle el IVA por que soy una alaraca.
Esta foto del cerro, la saqué en Abril, osea que desde entonces no subía, y mañana las pantorrillas me pasarán la cuenta, ya lo presiento.
El Parque Metropolitano de Santiago, o Cerro San Cristóbal (para mi simplemente El Cerro) es un lugar excepcionalmente lindo en medio de esta ciudad que muchas veces tildamos de fea, por que no sabemos observar. Tampoco es que sea muy fanática de Santiago, pero también es cierto que en todos lados hay belleza, y sólo hay que saber mirarla. Y en Santiago no todo es malls, ni edificios copiados a escala de Manhattan o otros con forma de teléfono celular, además de nuestros pretensiosos y de pésimo gusto centros comerciales, pavimento en mal estado, pantallas de LED, etc, etc, etc, hay lugares muy lindos, algunos escondidos como bares y cafetines en barrios céntricos, y otros evidentes que vemos a diario pero que no les prestamos atención, por ejemplo El Cerro.
Como verán, sigo con mi vocación de guía turística del post anterior, pero ahora un poco más aterrizada y recomendándoles un lugar al que todos podemos ir, sólo basta que tengamos plata para la micro.
Quizás no saben pero antiguamente El Cerro, era un peladero con algunas canteras, totalmente eriazo, y fue Benjamín Vicuña Mackenna quién propuso la idea de convertirlo en un pulmón para la ciudad, en un espacio para la recreación y contacto con la naturaleza. Tiene un montón de accesos, puedes subir por Pío Nono o por Pedro de Valdivia (los que yo conozco, pero hay más), puedes subir caminando, corriendo, en bici, en patines (pocos pero también hay valientes), entrenándote o simplemente paseando con amigos. También hay gente que sube en auto, idea que a mi no me gusta, pero también entiendo que hay personas que por la edad o por enfermedad tienen dificultad para desplazarse, y por supuesto también tienen derecho de disfrutar de este hermoso espacio.
La primera vez que subí caminando el cerro, era niña y creo que iba con un grupo scout, después empecé a ir de manera constante cuando empecé a hacer ejercicios de fotografía para la U, ejercicios de textura, y ahí andaba yo fotografiando raíces, árboles, ojas, piedras, etc. Después empecé a subir como ejercicio físico, e incluso me rayé un poco por que subía con cronómetro en mano, y cada vez tenía que demorarme menos que la vez anterior.
También hay dos pisinas, (si no vas en día miércoles es bastante agradable aunque un poco caro), hay placitas, juegos, lugares para hacer picnic, teleférico, funicular,un jardín botánico con unos rinconcitos encantadores en los que te puedes aislar por horas del mundo con un buen libro, y así un montón de otros detalles que los invito a conocer. También hacen yoga gratis para todos los que asistan.
Con la primavera y el sol, hoy particularmente, todas las personas que vi andaban resplandecientes de felicidad, y eso es contagioso, una energía muy linda, para empezar una buena semana.
Sí es un poco triste corroborar una vez más que vivimos sumergidos en una nube tóxica, de verdad que ver el colchón de smog es impresionante, pero bueno quizás sirve para tomar conciencia y tratar de dejar más el auto en la casa (los que tienen, dijo la resentida), andar en bici, mojar la vereda al barrer, que se yo cosas chicas que serán una ingenuidad pero algo podemos aportar, por que si esperamos a que otros hagan algo, o peor a que las industrias tomen conciencia, podemos secarnos esperando.
Lo otro, es que dicen que es peligroso y que andan muchos lanzas, pero yo nunca he tenido ni un problema, y además una vez vi un reportaje sobre los lanzas y el cerro, y ellos decían que efectivamente iban, pero no a trabajar, si no a entrenarse, a correr para estar en buen estado físico para las carreras de la semana. Freak, pero ese era el argumento que le daba a mi madre cuando vivía con ella, y se atacaba por mis constantes paseitos al cerro.
Vayan, no se arrepentirán, sin duda es más interesante que almorzar en un food garden atiborrado de gente y de falsas promociones (esto último lo digo por algunos que conozco y perdonen la generalización todos los demás)

18 Comments:

Blogger La Hormiguita Cantora said...

Viví harto tiempo al lado del cerrito por ahí en Pza Italia. Me mega recorrí todo el Forestal, el Bustamante y el Balmaceda además de parques chicos como el San Borja buscando áreas verdes y relativamente limpias y libres para mis caninas y para desatorarme de tanto edificio y bulla.

Me invitaron mil veces al cerro, pero nunca aperré porque estoy bien pasada de peso y no quería ir jadeando más q mis perros. En fin, me juro q algún día iré a darle una vuelta. Esos rincones para "aislarse de la civilización" me encantan.

Saludos.

12:19 a. m.

 
Blogger Tomaz said...

es increible la capacidad que tienes para escribir cosas, y lo mejor de todo es que se te entiende jijiji, pasaba por aqui desjando saludos
chau

2:54 a. m.

 
Blogger Neblina said...

Roxi:

Me encanta el cerro, desde la comuna en donde vivia antes El Bosque se podia ver, tambien tenia a mis espaldas el cerro Chena a donde ibamos primero a San Bernardo y luego al cerro a celebrar el 18 chico. Hace como un mes y algo atras en The Clinic hablaron sobre toda la fauna silvestre y nativa que hay en los faldeos del cerro Renca, Blanco,Sta.Lucia y San Cristobal. Me parecio sorprendente saber que hay culebras de 2 metros de largo que estan escondidas en los roquerios y salen a tomar sol, son inofensivas. O tambien la cantidad de zorros culpeo que se han visto merodeando por el lugar, asi como tambien las lechuzas, los cernicalos, los murcielagos y otros bichitos. Para que decir que me devore ese articulo, si puedes trata de buscarlo en los archivos del the clinic, me parecio fascinante.

Todavia recuerdo la vez en que subi al teleferico y quedamos suspendidos en el aire como por 10 minutos, lejos de sentir panico, me relaje y disfrute de una vista excepcional de mi querido Santiago al atardecer, fue increible. Y es verdad, la gente suele decir que Santiago es feo, sucio y etc, pero no es asi, hay lugares maravillosos, yo sueño con mis lugares preferidos todos los dias.

Cariños, nos leemos...

3:12 a. m.

 
Blogger Sólo Felipe said...

Con mi polola tratamos de ir constantemente al cerro y cada vez es demasiado increíble.
Se pasa tan bien recorriendo, viendo a la gente y paisajes que cuesta creer que estamos en pleno Santiago.
De las pocas cosas que tengo claras en esta vida es que cuando tengas hijos pasaré allá los domingos y no encerrado dentro de un mall.

8:07 a. m.

 
Blogger Carmen Bellver said...

Me pilla un poco lejos, pero si alguna vez voy a Santiago tendré en cuenta ese maravilloso Cerro también descrito. Un saludo desde la otra parte del charco

11:28 a. m.

 
Blogger boris said...

roxi
puedo complementar?, el yoga es temprano los domingo pero para los que no madrugan existen clases de aerobica, en verano, que es en la entrada al parque botanico, en ese lugar esta el desvio para la piramide que es otro sector del parque, al llegar a la cumbre hay una zona de pic nic, ademas los domingos es seguro ir siempre hay vigilancia policial,
un abrazo, boris

2:32 p. m.

 
Blogger aguirrebello said...

El cerro San Cristóbal y la Virgen en su cima es para mí una gran brújula de Santiago. Lo mismo que la cordillera, cuando estoy medio perdido, el cerro me orienta.

Por los años 20, mi abuelo fue testigo del primer automóvil que logró subir a la punta del cerro. Siempre me contaba de esa hazaña.

Abrazo,

AAB

6:38 p. m.

 
Blogger Aristóteles said...

Rox:

Te lo prometo: amo viajar. Admiro mucho este texto y el anterior. Estoy seguro, primeto Dios, que algún día esteé por aquellos lugares y podré saborear aun mejor tus palabras. La foto esta bellísima.

Muchos besos para ti.

8:58 p. m.

 
Blogger Marga F. Rosende said...

Me haría una escapada ahora mismo...ya!...Por lo menos una escapada mental.
Un beso

1:50 a. m.

 
Blogger El Deivid said...

Hola Roxi!
Mis tíos estuvieron viviendo en Chile durante unos 15 años, y les gustó. A mí no me importaría visitarlo si no es de la mano de tan buena narradora como tú.
Besos.

6:58 a. m.

 
Blogger Boz said...

no conzco tan bein "el cerro", pero me da rabia que ahora lo hagan peasos para q la pobre gente del barrio alto no se tengan q dar la vuelta y llegen mas luegos a sus media aguas, destruir algo tan lindo por el capricho de algunos, en cambio aca e rancagua la calle principal, la alameda cada vez q llueve se inunda y se sale el canal q hay a dos metros y nisiquiera hay camino machali cuidad reimportante y q viaja muxa gente.

en fin garcia spor el dato peor insisto, q mal q hagan peasos el tan lindo cerro.

salu2

12:47 p. m.

 
Blogger Piggy Sue said...

el año pasado fui al cerro precisamente en plan de observar lo que escapa a la simple vista. Nos pasa a los porteños y viñamarinos con paisajes, casas patrimoniales y el mismo mar que al ver todos los días, no nos detenemos en apreciarlos en su real valor.

8:25 p. m.

 
Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

sabes? no conozco el cerro. como buen provinciano ( y a mucha honra) cuando voy a la capitale voy de pasadita y jamás me he dado el tiempo de darme una vueltecita por aquel rincón
creo, en efecto, que en santiago hay varios lugares bastante bonitos y mágicos, lástima que la gente odie lo hermosa y prefiera un equipo de demolición destruyendo para dar paso a una mole sin arte ni espíritu

saludos ¡¡¡

8:51 p. m.

 
Blogger haroldo salas said...

Lo subi todos los lunes durante 6 años de mi vida.....era prueba obligatoria de Eduacion Fisica.
Comprenderas que le amo y le odio, a la vez
Saludos

11:54 a. m.

 
Blogger Sirittta said...

Disculpa la molestia, pero me permito solicitar la cooperación... la mamá de una amiga necesita 130 donantes de sangre,se encuentra en la clìnica alemana de santiago. Su nombre es Gloria Hasbun Hasbun y pueden cooperar de lunes a domingo de 09.00 a 19.00 horas
Teléfono de contacto: (2) 2101359
Gracias!

2:56 p. m.

 
Blogger Prismatico said...

esta super sura la foto de la niña que creo eres tu, salu2

2:17 a. m.

 
Blogger gonzalo said...

me gusta el funicular, los osos, el mote con huesillo, el pisnic en los faldeos.

8:06 p. m.

 
Blogger Markolino said...

aca en bogota existe el cerro de monserrate..parece que son muy parecidos..

12:03 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home