Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

agosto 13, 2006

Dichos y refranes + el copete

El sábado a mediodía cuando escribí la entrada anterior a esta para recomendarles el montaje AYER, me costó mucho poner en orden mis ideas y expresarlas con claridad por que estaba con una caña tremenda, cosa que no me pasaba hace mucho rato.

¿Por qué estaba con caña? Por que el día Viernes asistí a la despedida de mi tía ecuatoriana Dolores (que cinematográfico su nombre) quién regresa a su país tras haber realizado una visita relámpago a Santiago para compañarnos en la celebración de los 50 años de mi madre.

La despedida estuvo muy buena, y había mucho copete, como se decía antiguamente "Había trago como para bañar caballos", por lo mismo el sábado desperté con caña. Antes se decía "Andaba con la caña mala", de hecho mi tía me llamó y me dijo "¿Cómo está ese chuchaqui?", por lo que asumo que al estado de andar encañado (a), en Ecuador se dice despertar con Chuchaqui.

Pensando estas expresiones me di cuenta que hay muchas expresiones del decir popular que se conservan en el paso del tiempo, y hay otras que van modificándose o incluso desapareciendo; y me acordé que tengo un librito muy lindo, regalado /heredado por mi madre, que se llama "Refranes y dichos de Chile y los chilenos".

El autor de este texto es Jorge Dahm, quién en 1973 recopiló aproximadamente 60 refranes y dichos populares chilenos y los explicó acompañándolos de ilustraciones de su puño. El libro tiene mucho sentido de humor y retrata nuestro hablar, que desde entonces hasta la fecha a variado bastante, aunque algunos dichos permanecen.

Les cito acá las explicaciones de Dahm para los dos dichos mencionados (a los cuales corresponden las ilustraciones):

1. Había trago como para bañar caballos:

"El dicho es, desde luego, bastante exagerado. Desde luego por que tiene que ser muy difícil convencer a un caballo de que se meta en una tina y se deje bañar en alcohol. A no ser que algún sibarita bañe al caballo en pleno salón o en pesebreras especiales. En resumen: El dicho significa que el trago sobraba".

2. Andaba con la caña mala:

"No es que uno tenga intenciones de ir a pescar, abra el clóset y se encuentre con la desagradable sorpresa de que la caña está echada a perder. Entonces uno, filosóficamente, agarra la caña mala y se va con ella al "compositor de cañas" para que se las arregle. No es tan poético el asunto. Por lo contrario. Esto sucede cuando tras una noche de horror, donde se ha tomado todo el trago que queda, y (the water of the flowerpots) uno amanece como para que no le discutan ni lo zamareen."

En el futuro es probable que publique alguno que otro dicho. Ahora algunas experiencias mías en relación al copete, aunque ahora que ando de niña buena por la vida son todas del pasado, excepto lo del viernes pero la ocasión lo ameritaba, y además era con la familia.

- La primera vez que me curé fue a los 15 años en un carrete en Pichipellahuén, un pueblito al sur de Victoria, novena región, que dudo que salga en los mapas. Casi todo el pueblo fue invitado a la fiesta, y cuando llegaron los pacos a pedirnos a los afuerinos que cortáramos el escándalo y bajaramos el volumen, amablemente los invitamos a pasar y problema resuelto. No esalgo de lo que me enorgullesca pero me andaba callendo sola y muerta de la risa.

- A los 17, en Sorrento (Italia) con la Dina y la Tamara de puro paqueadas pusimos el agua de un florero en un vaso y sin que el Gato C. se diera cuenta lo inducimos a tomarse el agua del florero, argumentándole que le invitábamos un copete de puro encantador que era, el vanidoso como siempre (y con justa razón) se lo tomó feliz asegurando que estaba muy bueno ese copete regional.

- Durante mucho tiempo mi mejor amigo fue un tipo a quién le llamaban Combinado Man, igual después encontré que era mucho y traté de convencerlo de que se relajara con el copete por que tenía un problema. Me dijo "yo dejo el copete si tu dejas el café", yo accedí y como a los tres meses de abstinencia de café (andaba más neura que nunca en la vida) descubrí que el no había durado más que un par de días sin copete. Me sentí estafada y espero que ahora esté más tranqui con el tema, para que no se enferme y sea un ser humano más feliz.

- En una reunión con mis ex compañeros de universidad, con la Vale de puro apretadas y para aprovechar el happy hour nos pedimos un montón de cortos de pisco, perdiendo la razón muy rápido, gritos varios, micro de regreso equivocada, caminata desorientada, y sueños con el departamento llovido e inundado de pisco. ¡Un horror!

- Celebración de los 10 años de una empresa en la que trabajé: yo dándole la lata a un ex jefe y chorreándole el copete en la chaqueta, la Anja paseándose con una bandeja con copas (destinada a nuestro consumo) a pesar de que yo le había dicho "Si me desubico me cuidai hueona". Yo dándole la lata a un actor top: "Ya po no seai tímido, saluda a mis amigas".

Tuve miles de flashbacks fragmentados de momentos penosos como estos durante días, y no los menciono por que algo de verguenza me queda.

Conclusión 1: No es aconsejable tomar más de la cuenta, aunque ocasionalmente igual está bien.

Conclusión 2: Es cierto eso de que mezclar es malo.

Instrucción: Cuenten sus anécdotas en relación al copete, y/o aporten otros dichos y refranes.

12 Comments:

Blogger Eulalia said...

En España, a la "caña" se le llama "resaca", y a la "caña mala", "resacón"...
Pero se te entiende divinamente...
Un beso

3:54 a. m.

 
Blogger Marga F. Rosende said...

Yo no bebo, pero soy adicta al café como tu. También estuve loquita loquita el par de meses que intenté dejar el vicio.
Un beso

5:36 a. m.

 
Blogger gonzalo said...

tal vez, no era sangre, era un tequila frutilla.

me entretuve Roxi, besos.

3:51 p. m.

 
Blogger Viejito Cibernetico said...

Chiquilla

Ni aunque quisiera podría contar las veces que estuve con unos tragos de más (ya me dio sed)... es decir, andar en curda o de curda.

Le dejo un fragmento del tango "la última curda".

Cerrame el ventanal, que arrastra el sol
su lento caracol de sueño
no ves que vendo de un país
que está de olvido siempre gris
tras el alcohol.

Un beso y un salud!

Viejito apesadumbrado (aún)

6:00 p. m.

 
Blogger El Deivid said...

Como toda droga, todo lo que sube tiene que bajar. O: "cuanto más subes, más fuerte será la caida".

Yo tuve mis años de juventud alcohólica de fin de semana, una estúpida moda como todas.

Un abrazo muy fuerte Roxi, desde España te apreciamos montón.

6:19 p. m.

 
Blogger El Deivid said...

Cuando quieras, podemos ver cómo cambiar el fondo de tu blog.
Besos.

7:08 p. m.

 
Blogger Parisgaladriel said...

En México, a la caña se le llama "cruda", al menos aca en el norte. ¿Y anécdotas? Jajajaaj, preferiría no! Bueno, mejor luego las escribo, junto con unos refranes respecto al alcohol que tiene un amigo en un libro.
Besos, nena!

10:58 p. m.

 
Blogger Un verso prescindible. said...

Roxi y cómo la literatura anda en deuda con las cañas.

2:49 a. m.

 
Blogger Boz said...

en rancagua a la caña se le llama caña y andar con la caño o sea mas curao q mackena.

anecdotas no tengo pues un caballero no tiene memoria.

salu2

4:05 p. m.

 
Blogger boris said...

roxi
espero leer pronto tu comentario, con la experiencia tuya en el tema, de la expo de parra del centro cultural la moneda
saludos, boris

8:23 p. m.

 
Blogger no tenemOs ni tele said...

"más doblado que wantan"; (high)
"darse vuelta" (vaciarce... ud sabe);
"quedar como piojo"; (high)
"estar chambreado" (low)
"andar con la mona" (post high);

uff... me dió sed

12:46 a. m.

 
Blogger Markolino said...

por aca se diria..

Habia un JURGO DE CHORRO..

y pa la segunda:

Nooo ..tenia un GUAYABO DE RACA MANDACA

2:06 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home