Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

agosto 15, 2006

Arqueología personal

Vivir en un país con mayoría católica tiene su lado positivo:
HOY ES FERIADO
Creo que por la Asunción de la Virgen, aunque no estoy segura, pero agradezco el día libre: salvarme de ir a trabajar, hacer el doble recorrido subterráneo, ver la bandeja de entrada que se llena de cachos, etc., etc., etc. (Los etc. Corresponden a una entrada titulada “Crisis vocacional” que creo no hace falta que escriba)
Me pude levantar tarde, regalonear con mis gatos, e ir a ver a mis papás que ya estaban medios escandalizados por que el domingo pasado no fui (tan alaracos que son).
Bueno al llegar allá, encontré una agenda mía de 1994, que no sé de adónde salió. Es una agenda con imágenes astrológicas, que me compré en una tienda llamada “Uno busca lleno de esperanza” que quedaba atrás de los dos caracoles de Provi.
Encontrarla hoy fue muy entretenido, me asombré un montón leyendo las cosas que escribía hace 12 años, es decir cuando tenía 15. Antes había publicado parte de un diario de vida de los 9 años, pero las cosas que escribía a los 15 me dan mucho más pudor.
Bito en su blog se ha hecho el valiente (por que los es) y ha empezado a publicar cosas que escribía en su adolescencia. Yo no creo que me anime a publicar una suerte de poema horrible que encontré en mi agenda del 94, pero para que se hagan una idea les diré que el pretencioso título era “Incomprensión Lograda” y de verdad que es incomprensible y no tiene ni una sola imagen bonita. Me acuerdo perfecto el día que lo escribí, estaba en la scuola en una clase de Matemáticas, tenía la agenda debajo de la mesa y ahí escribía escondidita para que Peter no me retara. Peter se llamaba en realidad Pedro Olivares y era uno de los pocos profesores relajados que existían en ese colegio. Se parecía mucho a Juan Luis Guerra y jugaba con eso, andaba catando todo el día “Bachata Rosa”, además era muy creativo: a los teoremas le ponía nombres en base a las anécdotas del grupo curso, para que los recordáramos y para que nos tomáramos con más sentido del humor las matemáticas. Por supuesto que me acuerdo del teorema Takawa y del teorema Tiqui Taca, claro de los nombres y de la simpatía de Pedro, pero del contenido nada de nada, pero mis malas matemáticas venían de antes así que no lo culpo.
El poema, mi incomprensión de las matemáticas, lo hippie que era!!! … la agenda está llena de canciones de los Inti, de Congreso, de consignas proféticas de Bob Marley tipo “el sistema te mata”, “Jah Love” y otras por el estilo.
Todo esto me resulta familiar, aunque ya no sea tan exageradamente así … me acuerdo de muchas de esas cosas, pero hay otros detalles que no comprendo bien, que son palabras del momento, que me parecen dichas por otra persona. Por ejemplo con la Cota firmábamos todo cerrando con un “Habida y por Haber” que no tengo idea de dónde salió, no sé si era un lema, un chiste, no tengo idea. Pero cada cosa escrita por mí dice “Roxi habida y por haber” y también cada cosa que escribía la Cota en mi agenda decía “Cota habida y por haber”, lo encuentro tan raro, quedé intrigada.
Lo otro que me llamó la atención es que en cada intervención mía o de mis amigas, (escribían todas en mi agenda como si fuera un diario de vida grupal) todas hablábamos de lo difícil que era la vida, mucho suspirito y lagrimita … cuando en ese momento todo nos era dado, y por lo que me acuerdo había harta felicidad dando vueltas alrededor, no entiendo. Debe ser algo propio de la edad, los primeros cuestionamientos filosóficos, amores, interrogantes, qué se yo. Por ejemplo una amiga decía: “Roxi estoy tristona y con muchos suspiros, no se que cresta me pasa”, otra agrega “Roxi, acá estoy desmotivada pasando esta hard life”. Quizás qué era, tantas pruebas y trabajos, o el ambiente tan cuico de la scuola, de hecho yo en el 94 andaba con toda la idea de cambiarme a un colegio menos restrictivo y más abierto a las artes, por lo que me molestaban mucho y me ponían ejemplos exagerados. Una amiga escribió en mi agenda: “Hola Roxi ¿cómo estai?, yo aquí pasando el terrible colegio, que te vaya bien en el Francisco Miranda, jajajajaja.”
¿Qué otra cosa interesante encontré?
Una tarjeta preciosa de la campaña Parque por la Paz en Villa Grimaldi, una postal de Wifredo Lam (qué bello él, su arte y su historia tengo que hacer una entrada sobre este hombre), un sticker de la teleserie Rompecorazón (qué freak!), un fragmento de un poema de Carmen Gloria Berríos, la palabra BEFFA escrita en muchas partes y en diferentes letras, y tamaños, desconozco su significado, no sé si es un nombre o una palabra en italiano pero no me suena para nada. Si alguien sabe me ayuda y lo agrega en los comentarios.
De todas maneras esta entrada es tan para mi misma que no se si alguien se anime a leer y a opinar, pero no se, me salió no más.
Tengo dos entradas pendientes para escribir pronto: Wifredo Lam (de pura nostalgia que me bajó de él) y Nicanor Parra (a propósito de su muestra en el CCPLM que se inaugura este jueves).

4 Comments:

Blogger Viejito Cibernetico said...

A ver chiquilla, ya se me llenó el mate con tanta información, pero tengo que decirle que usted es una nostálgica empedernida (creo que ya se lo había mencionado antes)... así que le pido que se sosiegue un rato y mire pa'delante, cuando llegue a mi edad no le quedará otra que mnirar pa'atrás... aunque todo lo que usted escribe a uno lo hace remontarse a su propia juventud... y aunque no lo crea tuve un amigo que le decíamos Peter y se llamaba Pedro Olivares también.

Con respecto a Wilfredo Lam... sin comentarios... no quiero trabajar.

Un abrazo fraternal,

El viejito (con alpargatas nuevas)

8:46 a. m.

 
Blogger El Deivid said...

Yo empecé con 9 años a escribir un diario pero no escribí más que unas pocas páginas. Me parecía algo inútil porque no me sentía inspirado y no tenía secretos ni nadie con quien compartirlos.
Con el blog rebajo mi nivel de intimidad, y a la vez todos pueden compartir mis experiencias y devolverme su feedback.
Un abrazo chiquilla

8:55 a. m.

 
Blogger Marga F. Rosende said...

Criatura, estoy segura de que cuando menos te lo esperes, vendrá a tu mente el significado del enigmático Beffa, por Diosito, dinos que es cuando lo sepas , sea la hora que sea a ambos lados del océano.
Un besín.

11:01 a. m.

 
Blogger gonzalo said...

leí de pe a pa la historia de tu agenda en la scuola.

me encantan las agendas, hace un tiempo diseñé una.

tal vez, algún día pueda mostrártela.

6:15 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home