Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

junio 05, 2006

24 horas al día quiero vivir

Hace algún rato tengo una lista de películas tan grande que quiero ver: Piso compartido 2, El castillo andante, Las tortugas también vuelan, La ciénaga, La marcha de los pinguinos (la película, aunque la de la alameda también está bien), MATCH POINT; sólo por nombrar algunas.
El tiempo no me alcanza nunca para hacer todo lo que quiero, y resuena en mi cabeza la pegajosa melodía de los café tacuba: “Tantas horas sin dormir, creo que voy a morir, 24 horas al día quiero vivir, tantas cosas quiero hacer que no alcanzo a recorrer todo lo que en mi cabeza llego a tener”
La lista se sigue extendiendo día a día, algunas son películas de un par de años atrás, otras están todavía en cartelera, y otras las sacaron hace poco. Y no es sólo de cine, también en la lista hay más libros que quisiera leer, amigos que quisiera ver, más tiempo para estar con mi familia … y el sábado y el domingo alcanzan para muy, muy poco.
Tampoco es que me queje, es un lamento, cierto para qué negarlo, pero tampoco es tan sufrido, estoy consciente que a la gran mayoría de los seres humanos nos pasa lo mismo y tengo el estúpido consuelo de que hay gente a la que le va peor.
Tengo una amiga que me hacía clases de óleo y no la veo hace siglos, coincidimos en un período de cesantía durante el año pasado, y ella encontró trabajo antes que yo, un trabajo espléndido, de directora de arte en una productora bien importante. Lo cual después de haber pasado por una experiencia traumática en otro trabajo donde la valoraban poco, la explotaban y le pagaba el sueldo con al menos un mes de retraso, me parece un logro profesional muy importante. Ahora sí la valoran en su trabajo, le pagan cada minuto extra, y es todo lo que se puede esperar de una profesional exitosa, decidida, segura, trabajólica, capacitándose constantemente. Pero yo me pregunto sinceramente, de qué le sirve todo ese reconocimiento y ese dinero, si no tiene tiempo (ni siquiera los fines de semana que por lo general también los trabaja, y las madrugadas) para compartir con sus seres queridos, o más básico incluso, para que su cuerpo descanse como se merece. No es mi vida, y no debiera meterme, pero me da pena, la veo robotizada (quizás desde mi prejuicio ridículamente ingenuo y a-sistémico). Tengo otro amigo (aunque tengo mis dudas sobre el concepto), que le pasa lo mismo, pero con la diferencia que trabaja los sábados y los domingo, y en las noches, pero por las mismas lucas, ni siquiera tiene la salvedad de la plata extra. A los dos no los veo casi nunca, él todavía me escribe y me llama, y aunque le agradezco que intente mantener el vínculo, lo siento cada día más lejano, ajeno.
Es tan raro que personas que han sido durante tanto tiempo tu día a día, los amigos entrañables, ya no estén, y ni siquiera saber, o por lo menos intuir, que podrían estar felices o con nuevas amistades, tener casi la certeza que ahora su vida es sólo trabajo y nada más. No sé si es miedo a la cesantía, una especie de culpa que hay que expiar, un agradecimiento religioso por ahora tener una pega como la gente o qué, pero para mí está claro que algo anda mal.
Yo tengo mis fines de semana y mis noches, e intento aprovecharlos al máximo, y por primera vez me pasa que respeto cada minuto, no le regalo ni un minuto de MI TIEMPO al trabajo, y cinco minutos antes de la hora de irme apago el equipo y no contesto más llamadas para no irme con “cachos” para la casa. De ahí a nadar, si no me ataca un resfrío grave como hoy, y de ahí a escribir, y a seguir intentando.
Quería hacer una entrada sobre cine y literatura y terminé hablando como casi siempre, del tiempo, de las relaciones interpersonales y de la deplorable adicción al trabajo que muchos tienen y que en algún momento yo también sufrí.
Pero bueno volviendo al cine, para acortar mi lista de películas por ver, este fin de semana vi una recién estrenada el jueves pasado, por eso la foto de arriba (que en realidad se las debo, por que no la puedo subir a blogger), vi MATCH POINT, y me encantó: Woody Allen lo hizo de nuevo, de otra forma claro, acertadas las críticas de quienes dicen que es otro estilo, pero los temas de fondo son los mismos, las relaciones humanas, las ambiciones, las pasiones. Todo muy estructurado y contenido en la fría perfección de la alta sociedad inglesa, que con todas sus aparentes certezas (apoyadas en las riquezas, las propiedades, el estilo de vida, y las cosas) cojea un montón. El mundo de las apariencias, y todo lo que se esconde, saliendo de repente a la superficie, para volver a esconderse. Las citas a la literatura de Dostoievski , Crimen y Castigo, todo el tema de la culpa, el tema tan bien instalado del AZAR, la excelente analogía con el tenis, el juego agresivo, todo mezclado con maestría. Se pasó Woody Allen, hay quienes consideran que la película es obvia y predecible, y creo que quienes piensan esto son unos criminales, por que en la superficie puede incluso hasta ser una historia convencional, pero en el fondo esconde algo muy poderoso, y además la forma en que se cuenta me parece perfecta, y arriesgada digna del gran director que es Woody Allen, que podría haber seguido filmando en New York, con su clásica ironía y humor negro, pero se jugó por hacer algo diferente pero de gran calidad.
Dejo hasta acá.
Otro día quizás escriba la entrada que pretendía escribir hoy acerca de la relación entre el cine y la literatura.

2 Comments:

Blogger popcorn said...

sincronia, son las 3:36 y voy a la funcion de las 7:i5 a ver match point con una amiga.
y acabo de leer tu apasionada reseña jajaj. todo bien.
voy con todas las ganas a pasar un buen rato. me gusta salir del cine de noche, me gusta como se ve todo...distinto, no se.
que estes super bien
aioss

3:45 p. m.

 
Blogger boris said...

roxi
tienes toda la razón, aprovecha tu tiempo
por eso disfruto tanto en verano el poder leer tranquilo, leer un libro sin interrupciones
pd: muy bueno tu texto
saludos, boris

12:48 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home