Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

mayo 28, 2006

Fotografías desenfocadas

Ando con un poco de sueño, siento los ojos pesados, y eso que hoy día, por primera vez en mucho tiempo me desperté tarde, es decir a las once de la mañana.
Ando un poco malas pulgas, sin muchas ganas de hacer nada, me da lata ver incluso a mis amigos más queridos y solo tengo ganas de nadar. Por eso no había escrito, por que prefiero aislarme antes que andar esparciendo energía enrarecida. Sí enrarecida, por que ni siquiera es energía mala, no tengo pena, ni angustia es sólo un aburrimiento generalizado.
Conozco muy bien esta sensación, aunque no la sepa definir con claridad. Cada cierto tiempo me ataca por algún motivo que desconozco, aunque en este caso creo que es por demasiada estabilidad. Estoy trabajando desde hace cinco meses en forma permanente y eso me suena a una eternidad, tengo una renta fija, y el viernes pasado firmé mi contrato, así que además ahora tengo previsión. En otras palabras seguridad, a lo que en otras etapas de mi vida he aspirado. Sin embargo ahora la seguridad me incomoda, por que la asocio a inmovilidad, y en cierta medida a estancamiento. Por contraposición me gusta el movimiento, en todas sus manifestaciones, la vacilación. Incluso el movimiento un poco torpe, indeciso, indefinido como el de las fotos desenfocadas. Sí, hace tiempo que no las veía, pero a propósito de esta idea me puse a buscar un sobre en el que he recolectado diferentes fotografías desenfocadas, esas que todos dejan a un lado pero que a mí tanto me gustan y he rescatado de la basura. Tienen su encanto las fotos desenfocadas, delatan la torpeza del fotógrafo, el movimiento de él o del retratado, en cierta medida retratan el transcurso del tiempo, la duda, esa fracción de segundo en que todo se debe definir, y sin embargo a veces resulta y a veces no. Ese ruido, esa distorsión las hacen más reales, por que nos permiten recordar los momentos con la belleza de sus imperfecciones.
En este momento se está formando una imagen en mi cabeza, pero es una ilusión (que espero dure una eternidad), una imagen del futuro, que a pesar de su ausencia de nitidez me encanta. Me estoy encerrando, volviendo críptica, y sólo muy pocos saben de qué hablo, pero veo mi fotografía futura desenfocada y me magnetiza: tiene mucho mar como era de esperarse, y tiene viento, y parece que está media sobre expuesta, pero se está armando, y eso es lo que importa.
Es difícil de explicar, como el concepto de profundidad de campo, pero bueno en fin… creo que una vez más habrá que dejarse llevar por la intuición.
CHK.
Disparo.
CHK.
Capturo mi foto desenfocada.
CHK.
Me saco de mi propio tiempo y me traslado a otro.

4 Comments:

Blogger boris said...

"creo que una vez más habrá que dejarse llevar por la intuición"
creo que es el mejor camino, sin dudas, saludos, boris

8:49 p. m.

 
Blogger aguirrebello said...

Mira, yo después de 15 años de seguridad laboral, contrato y previsión, llevo dos años de independiente, free lance, pitutero y creador de proyectos.

Y, la verdad, entre ambos, prefiero... las fotos bien enfocadas.

Abrazo,

AAB

11:26 a. m.

 
Blogger doctormunozpilichi said...

Querida Roxanita: muy interesante su proceso,adelante,prosiga que su hermosa claridad se avecina.

8:11 p. m.

 
Blogger Ipnauj said...

¿Y el video desenfocado? Movimiento sobre el movimiento.

Un gran saludo.

10:32 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home