Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

mayo 08, 2006

Al revés

Este día lunes lo empecé al revés.
Se supone que el lunes es inicio, al menos en el calendario gregoriano que querámoslo o no, nos rige.
Se supone que este inicio está cargado de energías y de ganas de hacer las cosas, por que el fin de semana hemos tenido tiempo de estar con nuestros seres queridos, de pensar, de dormir un poco mejor, de hacer algo que realmente nos guste, de desconectarnos de las preocupaciones. Y aunque efectivamente hice todo esto, el sábado y el domingo, se me hicieron excesivamente cortos, y hoy desperté demasiado cansada.
Levantarme para ir a trabajar fue una tortura, y no exagero. Llegó un momento en que después de que el despertador sonó cada cinco minutos infinitas veces, dije ya si no me levanto ahora, no me levanto nunca.
Y lo hice, me levanté, le di comida a mis gatitos, me duché y vestí contra el tiempo, y salí a la calle así con la cara limpia y el pelo mojado. Cuando tomé conciencia de esto que hago a diario recordé a Roberto Arlt, quién en sus Aguafuertes Porteñas dice lo siguiente: “Más me gustan todavía las mujeres que no se pintan. Las que se lavan la cara, y con el cabello húmedo, salen a la calle causando una sensación de limpieza exterior e interior que haría que uno, sin escrúpulos de ninguna clase, les besara encantado los pies”
Nada que decir de las palabras de este escritor que creía en el amor cuando estaba triste … experimenté esa limpieza de la que habla, pero nadie se arrojó a mis pies. Por lo menos no este día.
Y pensar que el Aguafuertes Porteñas me lo regaló un amigo que prácticamente se arrojó a mis pies, sólo que yo no se lo permití, por que como pasa siempre en la novelas y en las películas melodramáticas, cuando el sólo tenía ojos para mí, yo sólo tenía ojos para otro, para otro que un día lunes me juraba que nunca me olvidaría y que un jueves (de la misma semana) ya me había olvidado por completo.
Y no es nostalgia, todas estas cosas las recuerdo con humor, con esa distancia y desprendimiento que sólo el tiempo (mucho tiempo) puede dar.
Hoy día no me pesaba la nostalgia, me pesaba el cansancio, pero un cansancio físico y mental extremo. Sabía que al llegar la trabajo me aguardaban por lo menos cinco o seis tareas de carácter urgente, tareas que venían del viernes; y al abrir el mail del trabajo una lista de correos (todos con signo de exclamación rojo) tan larga que no sabía cual leer primero. Entonces me bloqueé, y me evadí por diez minutos revisando el mail personal y revisando otros blogs. Este pequeño ejercicio me recargó y me puse a hacer frenéticamente todo lo que tenía que hacer, con una velocidad asombrosa. Todo salió bien a pesar de mi funesto ánimo inicial, y en cierta medida esto me tranquiliza, aunque siguen latentes las mismas preguntas retóricas de siempre ...
¿por qué estoy haciendo este trabajo, en el que no creo?
Y sí, lo sé, es sólo un poco de estabilidad económica a cambio de libertad.
Sumo y resto y parece que a veces el cálculo no me favorece.
De todas maneras es algo temporal, y claro todavía no llego a mi meta mínima de estar seis meses seguidos sin arrancarme, pero hoy hablaban al almuerzo de los nuevos proyectos y de las nuevas responsabilidades, y sólo de pensarlo me daban ganas de sacar la alfombra mágica y partir una vez más. Pero no lo haré, este sacrificio me permitirá estudiar tranquilamente durante el próximo año, si todo sale bien. El sábado conversábamos la vida con la Anja (para variar) y yo le decía: “Pero hay que vivir ahora!, ¿qué pasa con los planes y las ideas, para seis meses o para un año después? Si puedo enfermar yo, o algún familiar, o pueden llegar los aliens, o qué se yo, mañana o pasado?. A lo que la Anja muy sabiamente contestó: Sí, pero eso es un poco negativo.
Jajajajajja … me encanta conversar estas cosas con la Anja, por que aunque las dos somos reclamonas en exceso, cuando me pongo muy demasiado enrollada, ella me devuelve a la realidad práctica con una sonrisa. Gracias amiga!
Además ahora tengo mi vía de escape, mi taller de guión, para esta semana teníamos que releer Edipo Rey de Sófocles y hacer una versión actualizada, chilena, posmo si se quiere, del mito, un Edipo Santiaguio en 5 hojas … Difícil misión.
Voy a dejar esta entrada hasta acá para ponerme a escribir la idea que me anda rondando hace rato para esta tareita, igual la encuentro un poco extraña (no la tarea, sino la idea que tengo), pero ya veremos que resulta.

5 Comments:

Blogger Anja said...

Ay, me emocioné! Gracias amiga!
A mi también me gusta conversar ese tipo de cosas contigo. Pareciera que siempre vamos más o menos al mismo ritmo: cesantía, pega, sueños, cursos y talleres...
Bueno, ánimo y pasciencia. Ya llegará el día en que te puedas alegremente despedir de tu jefe para hacer lo que a tí más te gusta: escribir.
Por mi lado, acabo de hacer un detallado plan, el cual, si lo sigo paso a paso, y si el destino me apoya, me permitirá despedirme de mi jefe dentro del próximo año... Por suerte el tiempo pasa rápido cuando uno trabaja...!

12:49 p. m.

 
Blogger DINOBAT said...

Hola que tal?, interesante el blog!, nos leemos, saludos,

JD

2:31 p. m.

 
Blogger boris said...

roxy
tantas cosas para ser lunes, para terminar acabado ese mismo día, bueno sólo darte ánimo, creo que todo trabajo es una experiencia, asi es que "fogeate" para buscar otros rumbos, saludos
boris

6:39 p. m.

 
Blogger boris said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

6:39 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

y el frío...jeviii...
un año que no me levantaba de mañana temprano, había olvidado el frío de las mañanas...
en todo caso, me encantaría que un hombre besara mis pies sólo de verme así tal cual...como soy...
dónde están esos hombres??...
chau
DMR

9:58 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home