Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

mayo 03, 2006

Inframince

Esta entrada son puros conceptos encadenados.
Y es que las caminatas de Cortázar por París en el documental de Bauer, me evocaron "mis recuerdos de París".
Decir "mis recuerdos de París" es sólo eso un decir, por que no conozco esa ciudad, al menos no personalmente, y sólo a través de las películas de Truffaut, por supuesto de los relatos de Cortázar, y del único texto de Hemingway que según yo tiene valor artístico: "París era una fiesta".
Y es que "París era una fiesta" es un gran texto, no digo novela, por que en realidad no sé si lo es, pero sí en un hermoso relato, y no logro concebir que estas divagaciones bohemias cargadas de emoción, hayan sido escritas por el mismo autor de esa cursilería llamada "Adiós a las armas".
El París de Cortázar, el París de Truffaut, el París de Hemingway, el París de Duchamp.
Por que a mí París, me evoca automáticamente a Duchamp. Sí con todos sus Ready Mades y en especial con el más célebre: "La fuente", con "Los novios desnudando a la novia", pero sobre todo con sus Inframinces.
A este último concepto quería llegar, por que durante largos períodos de mi vida he buscado lo Inframince obsesivamente. Sobre todo cuando me enamoro, y no hablo solamente del amor erótico hacia un ser humano, hablo de cuando me enamoro también de los lugares, las situaciones, las palabras, las imágenes, etc.
Cuando una relación afectiva va bien (ya sea con una persona o con cualquiera de los estados recién enumerados) está colmada de Inframince, de esa energía sutilísima pero muy potente que apenas se percibe pero que fácilmente pude ser arrolladora.
Así estuve yo alguna vez, obsesionada con lo Inframince, buscando sinuosas sintonías, e inesperadas afinidades, tanto que quise regalarle a alguien, Inframince por definición, un objeto que estuviera cargado de esta energía. Así ideé un libro objeto titulado “Instrucciones sobre qué hacer cuando la realidad se vuelve bruscamente caleidoscópica”, básicamente era un kaleidoscopio acompañado por un manual de instrucciones, bastante ingenioso e incluso algo poético, que consistía en 21 instrucciones sobre qué hacer cuando la realidad se vuelve bruscamente caleidoscópica, no estoy segura si era bruscamente o repentinamente, pero cada instrucción estaba físicamente en una tarjeta independiente, ilustrada con una fotografía de ese monstruo de la foto que es Chema Madoz.
Las instrucciones tenían bastante de mí, pero objetivamente también eran un pastiche de varias ideas de Duchamp (cómo no) y de otro autor que por más que me cabeceo no logro recordar, algo tenía que ver con la ciudad, el azar, y las combinaciones infinitas que se originan con cada giro, las relaciones que se establecen.
No tengo ningún registro de ese texto, y por más que lo he buscado y buscado, no doy ni siquiera con el primer Word donde lo tipié.
Me gustaría publicarlo en el blog, ahora que estoy un poco desconectada de lo Inframince, por los cronopios que saben de lo que hablo, y por los famas que debieran abrir un poco sus corazones, por Duchamp y sus conceptos, por ese afecto errado que pudo ser, y por que lo que pudo ser no existe.
Por todas estas cosas me gustaría publicar ese texto que menciono y que creo que era muy bueno, aunque no tengo cómo saberlo, a no ser claro por mis recuerdos y por mi intuición.
Por defecto los dejo con notas, breves ideas y ejemplos acerca de lo Inframince, apuntes que encontré mientras buscaba el otro texto que nunca apareció. Están un poco desordenadas y no citadas correctamente, por que son notas antiguas y no sé de adonde las saqué. Si se les ocurren nuevos ejemplos de Inframince les agradeceré que las agreguen en los comentarios.

- Inframince es una palabra inexistente en francés, compuesta en uno de los muchos juegos verbales del arte conceptual por Infra- (bajo) y –mince (delgado).

- Para Duchamp bajo los gestos escandalosos siempre subyace, además del sentido erótico, un sutil interés por todos aquellos hechos que escapan al sentido común y a la observación científica, lo infraleve o inframince.

- Inframince son todas las pequeñas manifestaciones externas de energía (en exceso o desperdiciadas) del hombre, como por ejemplo: el exceso de presión sobre un interruptor eléctrico, la exhalación del humo del tabaco, el crecimiento del cabello y de las uñas, la caída de la orina y de la mierda, los movimientos impulsivos del miedo, de asombro, la risa, la caída de las lágrimas, los gestos demostrativos de las manos, las miradas duras, los brazos que cuelgan a lo largo del cuerpo, el estiramiento, la expectoración corriente o de sangre, los vómitos, la eyaculación, el estornudo, el remolino o pelo rebelde, el ruido al sonarse, el ronquido, los tics, los desmayos, ira, silbido, bostezos.

- Inframince todas aquellas energías perdidas, por todos aquellos elementos que pasan desapercibidos.

- Lo Inframince puede estar conectado a lo visual, a lo olfativo o incluso a lo táctil, puede ser un movimiento, una mirada, el paso previo a una acción, un deterioro, o la suma de todos ellos.

- Otros ejemplos de Inframince son: lo que queda en el espejo cuando dejas de mirarte, el calor de un asiento que se acaba de dejar, el sonido del roce de los pantalones al caminar.

- Inframince también es la priorización de lo fugaz, lo efímero, esa pérdida mínima, esa diferencia que cambia todo.

- Inframince es la operación de señalar un instante de vida.

- Inframince es la máxima capacidad de emoción

Sigo buscando, ya no un texto específico, pero sí la transparencia de lo Inframince, la sutileza de establecer conexiones.

3 Comments:

Blogger Anja said...

Inframince: también los fantasmas de una antigua casona, con una hermosa vista a una plácida laguna y un colorido jardín de rosas, fantasmas que buscan a quién contarle sus historias. Lamentablemente todos quienes habitan esta casona viven apurados, pensando sólo en su trabajo y sus problemas, sin tiempo para escuchar estas historias, las historias relacionadas a la casona que habitan.

11:53 a. m.

 
Blogger doctormunozpilichi said...

drlampamatorioRoxanita: jamas seria capaz de provocarle juicios erroneos atraves de causticos comentarios.lamento decirle que esta vez esta profundamente equivocada. La quiere mucho. su vavo

10:07 p. m.

 
Blogger doctormunozpilichi said...

roxanita:se que su gran inteligencia ya le debe haber hecho pasar el momento de tan justificada molestia y sabiendo que no fui yo el vulgar burlador se haya restablecido nuestra exel ente y fraternalrelacion un abrazo il vavo

8:44 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home