Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

enero 14, 2009

Tiempo / Libertad / Creatividad

No voy a empezar esta entrada con el reiterado y ya casi clásico "no he tenido tiempo para actualizar" o "he tenido poco tiempo", por que por fin entendí que estas aseveraciones NO son ciertas, son incorrectas y mezquinas.

Ya no aplicadas al blog solamente, si no que aplicadas a la vida misma.

El "no tengo tiempo" significa en verdad "le he dado prioridad a otra cosa", por que tiempo tenemos todos (y bastante) y la sensación de tenerlo o no, depende más bien de en qué queremos utilizarlo. En qué usamos el tiempo es el factor determinante que convierte a la palabra tiempo en: a) un tiempo denso, complejo, diverso que nos enriquece, o, b) un tiempo vacío que simplemente pasa.

Y está bien a veces darle prioridad a otras cosas, siempre que sean cosas importantes que nos hagan crecer, que nos den felicidad o que involucren algún aprendizaje o vivencia interesante.

Pero cuando "no tenemos tiempo" por trabajar excesivamente (como me ha pasado muchas, muchas, demasiadas veces durante los últimos años), en verdad es como para admitir que somos unos idiotas. Ja, jajajajaja, y me he propuesto para este año, dejar de serlo.

Así que para no recurrir más al autoengaño del "no tengo tiempo" la única cosa que me he propuesto de manera más o menos conciente para este 2009, es no realizar trabajos adicionales (pitutines) que me salen en forma permanente, fuera del trabajo estable que tengo (sí lo sé el término estable es como bien relativo inserto en el mercado laboral, la crisis económica, bla, bla, blá, pero bué).

Le di varias vueltas antes de llegar a la decisión por que en general los trabajos adicionales de los que hablo, tienen más sentido en términos humanos por así decirlo, que mi trabajo estable.

O al menos inicialmente, así lo era.

Generalmente esos trabajos adicionales tenían que ver con temas educativos y culturales, y que por lo mismo sentía como un aporte (no sé muy bien a qué o a quién, pero aporte a fin de cuentas), y en el proceso daban más espacio a la creatividad y a una propuesta propia, cosa fundamental para trabajar feliz, con cariño.

Pero con el transcurso del tiempo (de nuevo esta palabra), esos temas educativos /culturales fueron dando paso a temas institucionales (que es como parecido a decir adoctrinamiento publicitario encubierto), más bien aburridos y carentes de sentido.

Estoy generalizando, no es así en todos los casos.

Entonces aparte de mi trabajo estable para las fuerzas oscuras (publicidad de frentón), terminé trasnochándome por trabajos que lentamente fueron evolucionando hasta el mismo punto, con lo que las pestañas quemadas perdieron toda la gracia, por que ya no eran por temas importantes que movían mi corazoncito, si no por trabajos más o menos igual de fomes.

A esto hay que sumarle que agregué a mis actividades diarias poco más de dos muy necesarias horas de deporte, entonces era una cosa de locos ... sumando horas de trabajo, horas de transporte (en este Santiago cada vez más desparramado), horas de deporte, muchas más horas de más trabajo adicional (pitutos), escasas horas de sueño, y ... ¿tiempo para la familia y los amigos?, ¿cuándo?. Igual lo inventaba no sé de dónde, disminuyendo cada vez más las horas de sueño y creándome unos hábitos bien poco sanos. Y esa sensación permanente de andar corriendo para todos lados, de hacer demasiadas cosas pero nada al 100%, esa ansiedad terrible producida por el "no voy a alcanzar". Fatiga en la micro a las once de la noche, un cansancio pesado, cercano al vómito, y saber que todavía faltaban tantas cosas por hacer.

Pero esa tortura autoimpuesta no va más, me estoy tomando las cosas con calma y todo va mucho mejor.

El trabajo formal "estable" lo conservo por que tengo una deuda que cubrir (las deudas dan para otra entrada completa pero me limitaré a decir que las que fueron producto de puro consumo innecesario están cubiertas en su totalidad ¡Por fin!, y que la otra, la importante, el crédito, ya está cubierto en más de la mitad y ordenado y queda poquito en verdad muy poquito).

El transporte ha mejorado durante estos meses por que andan todos de vacaciones (y no debido al ministro Cortázar y su manga de burócratas ineficientes) , y me recargo de energías para cuando el paisaje se oscurezca por así decirlo.

Las horas de deporte siguen, por que de verdad me hacen muy bien, me generan un bienestar tan grande que quizás es cierto que me estoy volviendo un poco adicta, como me han dicho muchas personas. Pero entre adicción y adicción se podría decir que esta es más sana, ¿o no?. Por que si una no puede dejar de ser compulsiva de un día para otro, quizás enfocar esa compulsividad de otra manera, y dosificarla, y disminuirla hasta niveles no patológicos, sea bastante mejor (digamos si lo comparamos con comer o comprar compulsivamente).

Y lo más importante, tengo muchísima energía enfocada a un proyecto de arte concreto, para el que requiero de súper pocos medios (perfectamente financiable por mí, con poquitas $$$, mucha imaginación y estrategia metódica) , por que ya me aburrí de esperar ganarme un fondo o un concurso, y por que todos tenemos el derecho (más bien el deber) de ser libres y creativos, aunque desde niños nos entrenen para todo lo contrario.

11 Comments:

Blogger Ma. Antonieta said...

Admiro tu perseverancia para hacerte espacio para el deporte, uyo lo necesito y lo extraño tanto, pero en mi rutina diario simplemente NO PUEDO y me culpo por eso.
Sigue creando que es lo tuyo, tu proyecto saldrá y me alegro que no pongas tus esperanzas en algun fondo concursable, porque esos estan más cocinados que los del rte y letras del domingo.

7:50 p. m.

 
Blogger AntWaters Daza said...

Hay que desprogramarse. Dice, no sé quién, que vivir consiste en olvidar todo lo que creías saber.

Que por otro lado, lo de "no tengo tiempo" tampoco yo me lo he creído nunca. Aunque es verdad que el tiempo es el que es. Creo que era la Woolf quien decía "una serie de cartas, con sus días y sus noches, sobre la mesa". La decisión, y el mérito, radica en cómo vas a distribuirla. Más dinero, ¿menos felicidad? ¿¿Naíta de creatividad??

Que también está la gente que dice aburrirse; yo desde que estoy vivo, y hace bien poco :) aunque tampoco me pasaba antes, no maburro.

Y siguiendo con las citas, hacia el final de los puentes de Madison: "has lo que tengas que hacer en esta vida para ser feliz... hay tanta belleza".

Abrazos que resplandecen.

9:07 a. m.

 
Blogger Nocheoscura said...

Yo tuve una época en la que no tenía tiempo y aprendí una cosa, que a veces lo más valioso es simplemente sentarse en un banco de un jardín y dejar pasar el tiempo. Es una sensación maravillosa pensar que ese momento es tuyo, solo tuyo y disfrutar de ver cómo saltan los pájaros o simplemente contemplar el constante cambio de las nubes.

Ahora, que trabajo por mi cuenta, empleo muchísimo tiempo en el trabajo pero tengo que reconocer que me llena profundamente. Lo que ello provoca es que disfrute con más intensidad mi tiempo libre. Antes tomarme un café con alguien era una rutina, ahora es algo más.

Y te deseo la mayor suerte con tu proyecto.

Por cierto, tu comentario en la entrada de mi blog "No existe Dios" creo que ha sido la más larga que nunca he tenido. Fue un placer leerlo, de verdad.

;-)

6:30 p. m.

 
Blogger AngeLito said...

Hay Roxi, tanto tiempo! He pasado por aquí en varias ocasiones y siempre es un gusto leerte... y comparto contigo eso de "no tener tiempo", y le sumo el "no puedo" cuando en realidad es "no quiero", porque de frentón uno puede (bueno, excepciones hay siempre)
Un abrazo linda, y linkea tu entrada a un lugar visible de tu PC, para q durante el año no se te olvide que tiempo hay de sobra, yo tb lo haré.

12:51 a. m.

 
Blogger boris said...

Roxiiiiiii!!
antes, algunos dicen veintisiempre treinta nunca, que los t... sea una buena etapa para ti, como leo estas en un proyecto, tomando opciones, exito en este desafío
un abrazoooooo

10:12 p. m.

 
Blogger karmatik said...

Te deseo solo lo mejro en este nuevoproyecto ke emprendes Roxy,
kisecillos psicodelicos
desde la luna karmatik.

xoxo

10:26 p. m.

 
Blogger Patricia said...

Que linda explicacion del tiempo.tienes mucha razon, debemos ordenar nuestras prioridades...y me alegra mucho por tu proyecto y el deporte, creo que tienes razon eso del fanatismo es verdad que el deporte te lo genera...a mi me paso varias veces, pero se disfruta un monton ademas que es desestresante!
un beso,

9:24 a. m.

 
Blogger Sebastian Norris said...

Hola Roxi !!

Oye...
Yo no habia pasao a saludarte hace cualquier tiempo.
Disculpa.
Es que no tenio tiempo.
=D


Besos.
Que estis muy bien.
Y si po, soy diseñador entre otras cosas.
=D

Baibai.

8:03 p. m.

 
Blogger ..·: Anita :·.. said...

Buena reflexión acerca del típico "no he tenido tiempo" :)

12:10 a. m.

 
Blogger arawaco said...

«Con la fuerza implacable
que el destino depara,
ataviada de blanco,
has estado en la tarde.
Sumas en tu mirada
la soledad del valle.
¿Aún quieres ser princesa?
» (Fco. rivera v.)

8:13 p. m.

 
Blogger markin said...

La voz adulta pendiendo por encima del sentimiento de niño, ese que crece pensando en si "papà lo aprobará?"...

Tiempo siempre hay, decisión nuestra es la cosa.

Deporte anhelado se escapa de mis privilegios, y la balanza me empieza a decir: NO TE CONFIES.

Bajo el calor, la vuelta a la rutina de mis dìas en labores. Y te leo, me contagias, me ayudas sin saberlo... aunque a los pitutitos le digo sí; porque generalmente me sacan de stgo :)

El raciocinio està encima nuetsros, privilegiando, relegando... pero, estàs presente, es lo bueno.

Saludos.

1:29 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home