Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

enero 02, 2009

¡SE PUEDE!

Hay cosas que me gusta hacer para terminar un año y empezar otro, aunque sea media impuesta la fecha y artificioso el corte, el absurdo pero esperanzador borrón y cuenta nueva.

Derrepente el año nuevo debiera ser para cada uno, con el cumpleaños, pero bueno ese es otro cuento.

Igual es linda la energía colectiva de nuevo comienzo, aunque sea ilusoria, ese partir con muchas más ganas, el entusiasmo, el podría ser.

Dentro de lo que me gusta hacer para terminar un año y empezar otro, hay 3 cosas que no abandono y busco hacerme el tiempo.

1. Ordenar mi pieza (habitación en otros países, y alcoba en otros, la palabra alcoba si que es rara, es como de teleserie)

2. Hacerme una lectura de tarot

3. Quemar el año viejo (representado en un muñeco)

El mismo 31 ya veía que andaba con poco tiempo para hacer las tres cosas, pero lo intenté, la pieza quedó ordenada a medias, la lectura del tarot la dejé para el primero de enero, y el año viejo que hice fue el más improvisado pero también el más significativo de la historia (de mi historia se entiende).

Ayer mi lectura del tarot no fue para nada clara, creo en parte por que pregunté por un tema que recién está empezando, un desarrollo muy inicial. Igual me sorprendió que la cruz celta estaba marcadamente dominada por cartas de espadas invertidas, lo cual indicaría conflictos, estrés, debate mental, lucha interna. Vamos a ver que pasa, que tal me va con ese asunto, tema que hasta el momento me entretiene bastante y no me genera conflicto, por lo mismo no entiendo las señales arrojadas.

Fuera de la lectura, el día de ayer lo pasé casi por completo durmiendo, hacía un calor espantoso y quería despertarme para meterme a la piscina pero no lo conseguí.

También para empezar este año, tenía la idea de empezar a escribir todos mis sueños, para lo cual dejé en mi velador un cuaderno y un lápiz, listos para captar esos símbolos confusos, con la impresión viva, a los pocos segundos de abrir los ojos. La primera noche del año no recordé nada, así que la hoja quedó en blanco. Y la segunda no sé tengo un par de imágenes aisladas que no recuerdo bien... desde la ventana de la pieza de mis padres (en mi casa de la infancia), veía un incendio que se producía a pocas cuadras, en diagonal. Veía el humo básicamente y parte de las llamas. También observaba la cordillera y todo el borde estaba marcado con luces dispuestas sobre postes que de alguna manera la cercaban o algo así. Era una instalación militar, y me quedaba con la sensación que estábamos en estado de sitio o alguna otra situación excepcional muy conflictiva. Volvía a centrar mi atención en el incendio y pensaba que este se producía en un sector comercial, que por el horario (era de madrugada) seguramente estaba vacío, seguro no habían personas, pero sí Gatos, los Gatos que la gente de los negocios aguacha, dándoles leche o restos de lo que sea que vendan en los ya casi desaparecidos almacenes de barrio. Me daba mucha pena pensar que los gatitos se quemarían, casi podía verlos, sobre todo a uno a rayas, lo visualizaba encerrado en el almacén oscuro de don Manuel, un señor español al que le compraba cuando niña, que tenía un dedo cortado. Entremedio me parecía la imagen de dos tías ancianas, vestidas como la noche de año nuevo, pero no recuerdo que vínculo tenían con el resto del sueño.

A ver si los futuros sueños los recuerdo con más detalle, hasta había pensado mutar este blog, y transformarlo en un espacio en donde todas mis vivencias e impresiones fueran narradas exclusivamente a partir de las imágenes crípticas de los sueños, y utilizar esa capacidad de generar símbolos, que aunque sean de difícil lectura algo pueden aportar (para mí, en verdad no sé si para alguien más).

Pero bueno de momento parece que el blog va a seguir siendo más o menos lo que ha sido hasta ahora, aunque a veces me den ganas de abandonarlo o no sepa mucho que contar, o no tenga la energía suficiente para transmitir lo que estoy viviendo.
Media flojita estoy empezando el año, pero ya en un par de días me voy a ir componiendo. ¡SE PUEDE!

7 Comments:

Blogger Aristóteles said...

Me encantas. He leído tus dos últimas entradas "al tiro", como dicen ustedes los chilenos :P
Gracias por compartir tu vida... ¡Se puede! Me identifico con muchas de las cosas que has escrito,... Aunque mi vida es más tranquila, vivo en lo que podríamos llamar "un rancho", imagínate, :( no hay salas de cine, jajaja. Y otra: Soy mega ordenado, y ahora que iniciamos el año, con más razón. He ordenado mi recámara y mi oficina.

Con todas mis fuerzas, te deseo lo mejor para este 2009 y siempre.

Un abrazo y un beso.

3:41 p. m.

 
Blogger Nocheoscura said...

Ánimo, yo a veces tampoco tengo muchas ganas de publicar en el blog. Sigue haciéndolo y yo prometo seguir por aquí.

¡Feliz 2009!

4:08 p. m.

 
Blogger Aristóteles said...

:) Me has hecho sonreír y reír.

4:39 p. m.

 
Blogger boris said...

roxiiiii
que interesante lo de tus ritos, espero que tus sueños, proyectos.. sean una realidad creatividad, signos, para ver lo que no se mostro con claridad
un abrazote

12:42 a. m.

 
Blogger Karenvon said...

Me gustó tu forma de empezar el año xD

A mi también me gusta ordenar la pieza, o casa en general, pero este año me pilló con todo el desorden porque fue tanto lo que trabaje el último día que no me alcanzó la pila para ordenar además...


Besos

3:50 a. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

yo estoy igual, pero no me exijo tampoco, sale lo que tiene que salir cuando me baja la musa. Mis sueños casi nunca me acuerdo, pero vivo soñando despierta que es lo mejor.abe estuve en tgo y me acordé mucho de tí porque tuve que visitar la nueva sede de la SCUOLA, está topisimo.

8:37 p. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

ah y yo que soy medio obsesiva compulsiva me tome una semana para ordenarlo TODO, dije todo, y pintar y hacer de nuevo el jardin...el tarot hace años que no me lo leen, pero nunca falta el champagne en la playa mirando los fuegos y las uvas.

8:39 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home