Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

mayo 28, 2008

Una tumba demasiado hedionda

Los canales y la prensa escrita siguen hablando de la lluvia, aunque ya dejó de llover.
Y es verdad que hay problemas, personas anegadas, villas inundadas y mucha gente desprotegida. Pero pasan también en Chile muchas otras cosas sumamente relevantes que han pasado desapercibidas de todos los medios, y de las que si no fuera por internet, y la pelea que dan contra Goliat algunas pocas personas, ni siquiera nos enteraríamos.

Resulta que ya han pasado más de 20 días desde la injusta detención de la documentalista Elena Varela, a quién no sólo se la detuvo sin ninguna prueba en base a acusasiones arbitrarias de terrorismo y asociación ilícita, si no que además se le incautó todo el material de su documental en producción. ¿Cuál es el tema de su documental? El conflicto mapuche con las forestales.

No hay que ser muy agudo para darse cuenta que aquí algo huele mal, y muy mal. Todos los documentalistas, reporteros, periodistas, medios acreditados de otros países, etc, que han intentado registrar y tratar estos temas han sido permanentemente hostigados y perseguidos de una manera tirana, propia de la edad media.

La injusticia que está viviendo Elena Varela, el cero respeto por su trabajo, por su dignidad, por su vida, por sus afectos, es lo que vienen viviendo hace años todas las comunidades mapuches, y es lo que sufren hasta el día de hoy.

Y ojo que la persecución que realizan las empresas forestales, los terratenientes, los patrones de fundo, la realizan conformados como brigadas, sin identificación, como matones cualquiera, y con apoyo de personal del ejercito de Chile. Y no estamos hablando del Chile de 20 años atrás, estamos hablando del Chile de hoy que se supone es un Estado Democrático, del Chile que hoy con mucha pena y rabia siento como una tumba helada. Yo NO me resigno a ser la carne muerta que habita esa tumba.

Los que no quieran darse cuenta de esto, que sigan hablando de la lluvia, de la selección sub 23, de Bielsa, del IPC, de lo que les plazca, pero después cuando su tumba esté demasiado hedionda y putrefacta no vengan con falsas y débiles denuncias tardías.

Para quienes quieran seguir en detalle el caso de Elena Varela lo pueden hacer en analízame, uno de los pocos espacios donde este tema está presente y en serio.

2 Comments:

Blogger arawaco said...

Hola.
Espero que la gente pueda recuperarse de las inundaciones, si no estoy mal, hace dos a~os fue' igual.
Es lamentable que los verdaderos problemas no aparezcan en la retina de todos y aquel que se atreve a denunciarlo es reprimido o desaparecido. Al parecer es normal en todas parte del mundo hacerce el ciego y no ver ma's alla' de sus narices.
El problema mapuche es grave, al igual que otras comunidades indi'genas a lo largo del continente.
Es triste.. :(

4:30 p. m.

 
Blogger gonzalo said...

bien por tus ojos que embellecen yh haceb más justo el mundo.

8:57 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home