Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

mayo 07, 2008

Tuve un sueño

Anoche tuve un sueño que me recordó un texto que escribí hace algún tiempo y que voy a ir publicando ahora por partes.

Igual soy una desordenada, así que entremedio puede que hable de cualquier otra cosa, que haga pausas, o que vuelva a mis vivencias en España, así que paciencia con mi dispersión.

La relación entre el sueño y el texto (que es una obra de teatro, así que por su extensión necesariamente va ir en partes, y también pa ver si enganchan y siguen la historia) no es algo explícito, ni evidente, pero sencillamente me trajo las imágenes y las palabras, que voy a publicar después de esto, en otra entrada.

Me gusta contar mis sueños, soy media impúdica para ese tipo de cosas. Las experiencias oníricas me alucinan. Alguna vez intenté tener sueños lúcidos como los que propone Jodorowsky, y los anoté con toda claridad para mentalizarme, habían cosas que le quería decir a mi Padre, y otras a (...) pero todo eso es muy viejo.

A mi Padre se las dije personalmente por que aún estaba a tiempo, fue un poco duro todo pero fue sanador. A (...) no le dije muchas cosas, ni en sueños ni en esta vida, pero eso ya fue, y aprendí que los vínculos no se terminan por decreto, uno no puede decir desde ahora no me importa. Es decir, se puede hacer pero no resulta, y las heridas sangran mucho más de lo necesario. Quizás si tuve un sueño lúcido con (...), ahora que lo recuerdo bien, y era como el final de una película, en sueños me iba a buscar, me llamaba en voz baja, no nos veíamos pero nos abrazábamos, era una conexión muy potente, como hermanos de otra existencia, estelares, aunque suene engrupido.

Volviendo al sueño de anoche, que es lo que me tiene tecleando ahora, y revisando hacia atrás, yo estaba esperando un llamada muy importante con ansiedad. Después de una fracción de tiempo indeterminable, me llamaban y me decían que podía pasar a buscar a mi niño, por que estaba todo OK con los trámites de adopción. Esto generaba una gran felicidad, no solo a mí, si no que a todo mi entorno. Estaba todo preparado, y la llegada del bebé era un gran acontecimiento. A la mañana siguiente, cuando me levantaba a saludarlo, el bebé estaba muerto, y yo lloraba mucho, pero el bebé ya no era humano era un gato, no una gata (como la gatita muerta de Así que pasen cinco años de García Lorca). Después de otra fracción de tiempo me daba cuenta que la gata no estaba muerta, que en realidad dormía plácidamente. Entonces decidía ir a visitar a mis Padres y compartir con ellos esta alegría, pero Santiago se había convertido en una ciudad apocalíptica, en donde la sola idea de salir por segundos de casa, significaba la muerte. No me resignaba a la idea de no ver más nunca a mis padres, y mi hermano (que vivía conmigo en el sueño) cavaba un túnel subterráneo que conectaba ambas casas. El túnel estaba ahí, esperando que yo me sumergiera, pero algo me decía que no debía hacerlo.

5 Comments:

Blogger Hank Chinaski said...

el inicio de tu sueño esta heavy, lo seguiré.

No he escrito nada básicamente por que estoy CHATO, mucha pega, viajes, pero he escrito algunos mamarrachos que cuando tenga un micromomento los publicaré ;)

saludos

2:32 p. m.

 
Blogger Neblina said...

Hey Roxi:

Un poco complicado tu sueño, pero los sueños generalmente son así, a veces no tienen ni pies ni cabeza pero es entretenido tratar de sacarles alguna interpretación. Espero que tu búsqueda arroje algún significado.

A propósito... El otro día vi una película muy interesante que se llama: "Good night" que trata precisamente del tema de los sueños lucidos. Ahí sale Penelope Cruz y Danny de Vitto y un actor británico que salia usualmente en la serie "The Office". Te la recomiendo por si la quieres ver y por si esta disponible en el Blockbuster de allá. No me he interiorizado mucho con Jodorowski pero me tinca que lo que el plantea no deja de ser fascinante.

Un abrazo y nos leemos!

4:57 p. m.

 
Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

creo que recuerdo a lo más uno o dos sueños al año....o soy olvidadizo o no quiero acordarme, no lo sé. Sí he tenido algunos sueños cuáticos, pero solo recuerdo fragmentos precisos, nunca una historia como la que nos cuentas.......además, descifrando sueños debo ser de lo peor, nunca los entiendo y cuando me los cuentan tampoco. ¿dirán algo realmente los sueños?, yo creo que algo deben decir, por eso uno recuerda solo a algunos y se quedan grabadas en la mente y uno logra hacer la lectura correcta, tarde o temprano.
¿recuerda la "mardá" que le comenté hace algún tiempo? bueno, con un 95% de seguridad me resultó, tengo que dejar las cosas que hago acá y trasladarme cual carmelo a la capital..... y parto el próximo mes ¡¡ ....devuelta a ser un estudiante

muchos muchos saludos ¡¡¡¡

7:24 p. m.

 
Blogger CHOCOLATITO said...

Sufrimos del mismo mal, a veces soy muy disperso y un tema siempre te lleva a miles de temas mas que a veces complementan o bien es divertido recordarlas, todo sin perder el hilo del tema centra.

Tu sueño suena entretenido, asi que estare pasando a ver en que termina la historia.

Besos hermosa.

9:48 a. m.

 
Blogger arawaco said...

«pensand...o»

11:54 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home