Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

mayo 08, 2008

Mensaje Dulce



Estoy en la pega media aburridita. Tecleo escondida, me siento un poco como en el colegio.
Pero gracias a la imaginación y a la música, estoy paralelamente en el Mercado Central de Valparaíso. Justo antes del almuerzo, disfrutando un vinito blanco, mientras escucho a unos músicos de lo más tremendos y entusiastas que interpretan canciones del gran Julio Jaramillo, canciones que me estremecen.
No es sólo la letra, ni el tono dulce tristón, es quizás también una conexión con Guayaquil, ese otro puerto, tierra de mi madre y de este autor.
La música asciende por los pisos del mercado, se eleva serpenteando, yo la sigo, subo con ella.
Traspaso la barrera plástica que impide el ingreso al último piso (por peligro de desprendimiento), sigo subiendo, para que la música no se me escabulla. Ya desde el techo, contemplo el puerto y el mar, de fondo "Naufragio" ... Al puerto en que amarramos nuestras vidas lo azotó un viento de muerte con cureldad desgarradora ...
Hace mucho frío, refugio mis manos en los bolsillos de la chaqueta, y en uno de ellos siento el roce de un papel. Lo saco y sonrío. Es un sobrecito de azúcar vacío, un sobrecito transoceánico que viajó un montón de kilómetros sin que yo lo advirtiera.
Un sobrecito de azúcar vacío, de un café que me tomé en Granada mientras esperaba la llegada del tren que me llevaría a Sevilla.
La relectura del mensaje me traslada por un micromomento a ese lugar, y vuelvo a sentir la misma alegría de vivir, de amar, de equivocarme.

Lo que puedes hacer,
o has soñado que podrías hacer,
debes comenzarlo.
La Osadía lleva en sí genio, poder y magia.
(Johan Wolfgang Von Goethe)

8 Comments:

Blogger ALBERTO LÓPEZ said...

Y sobre todo nunca dejes de hacer nada por temor al fracaso.

2:58 p. m.

 
Blogger arawaco said...

Me acuerdo que cuando fuí a Quito quería entrar a un lugar bohemio,por lo menos para escucharlo, pero no lo encontré. A la próxima buscaré más.

Una de las tantas que me gustan:
«Te esperaré, sé que me quieres,
y yo seré, tu adoración,
en mi recuerdo grabado estará
tu nombre, toda la vida,
te esperaré y serás mi gran amor.
»
Me gusta Ódiame, pero como la cantan Los
Visconti.
Saludos.

11:46 a. m.

 
Blogger Eri-Eri said...

AHH Q EMOCION! ME TRANSPORTE DONDE ESTAS!!
AHH GRANAADAAA ME ENCANTAA!! ES MAGICAA!! QUIERO IRRRR DE NUEVOO!! AHHHH QUIERO IRRR!!
como una cosa tan simple puede transportarnos a lugares y tiemposs!!
un beso y q tengas un muy muy rico fin de semanaa!!

3:07 p. m.

 
Blogger gonzalo said...

te gusta Penny Lane?

besitos desde el mercado y la calle Pirámide.

6:32 p. m.

 
Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

y que almorzaste? me imagino que algo rico rico, estabas en el mercado cardonal o el que está en plaza echaurren??? bueno, da lo mismo, el mar no se mueve a ninguna parte y uno puede mirarlo y mirarlo hasta que la mente vuela y surca las olas

Muchos saludos

8:49 p. m.

 
Blogger CHOCOLATITO said...

Definitivamente desconozco muchas cosas, pero algo que he aprendido, es que las palabras te llegan el justo momento en que uno las necesita.

No crees ?

Besos.

8:56 p. m.

 
Blogger Pipiolex said...

Hermoso resplandor y destello de imaginación y sensibilidad.


Saludos especiales.

8:07 p. m.

 
Blogger markin said...

Empezar a soñar a veces, otras enfrentar las realidad tras los sueños.

Un sobre y todos esos sueños de antes, hoy son realidad.

Pasos bueno, malos... y todos se vuelven pasos vividos.

Chau.

10:40 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home