Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

febrero 25, 2008

Las primeras horas en Barcelona


Las primeras horas en Barcelona fueron frenéticas, impulsivas, espontáneas.
La ciudad desde el primer segundo me cuativó.
Lo que viví al llegar a Barcelona, sencillamente creo que no lo puedo explicar, aunque vengo desde la entrada anterior intentándolo.
Dejé la maleta en el hotel, y bajé corriendo por la Nou De La Rambla buscando el mar, por primera vez sin música, sin ideas, sin imágenes sin nada.
Mi pelo húmedo al viento, mi cara lavada y la ilusión de re encontrarme con el mar.
No tengo claridad de qué caminos seguí, sólo que era muy temprano y hacía un frío espantoso, pero yo estaba tremendamente feliz.
Cuando me topé con el puerto me quedé ahí, contemplando embobada, largo rato, mucho, mucho rato.
Y me fui caminando por la orilla, y no sé en qué lugares me interné, al azar, intuitivamente, por calles estrechas y oscuras; y otras anchas e iluminadas en forma alternada.
Di vueltas por el barrio gótico, disfrutando de la oscuridad de ese lugar, de sus edificios añosos, de la gente desperezándose e iniciando su día, vi como la ciudad despertaba. Como se dejaba bañar por los rayos del sol.
Me perdí un poco, y la idea de que solo fuera un poco me divertía.
Llegué no sé como al Passeig de Gràcia en el Eixample (Ensanche) y entré a la Casa Batlló que es conocida como la Joya Arquitectónica de Antoni Gaudí. Fue mi primer encuentro con él y con su genialidad.


Tenía expectativas muy altas, por toda la obra arquitectónica de Gaudí, pero me quedé corta.


En cuanto entré a la Casa Battló, la belleza y la conexión con lo más profundo del ser humano que ahí se respira, me hizo llorar de la emoción, pero de felicidad, ante tanta hermosura y ante el misticismo expresado en formas orgánicas, dulces y perfectas.


Fue raro, en cuanto entré me estremecí, la piel se me erizó y me puse a llorar.


Además casa Battló, es toda azul, de nuevo el mar me llamaba, y me recordaba que ha sido y será siempre uno de mis grandes amores.


Cualquier cosa que diga es una aproximación poco representativa (en intensidad) de lo que experimenté. Todo desde adentro, exaltación remeciéndose, emociones revueltas CATARSIS, y de a poco mucha paz, inundándolo todo. No sólo un estado emocional, sino también una sensación física, de ARMONÍA, de limpieza, etc.


Para qué seguir buscando palabras mejor hoy quedo hasta acá, y dejo estas fotos que pueden contribuir a transmitir todo esto.

10 Comments:

Blogger Ipnauj said...

Cuida tu cuello. Contemplar la Sagrada Familia puede ser dañino para la salud.

Un gran saludo.

2:49 p. m.

 
Blogger tomasGMP said...

:o barcelona una de las ciudades q espero visitar antes de morir jajajaja en serio que suerte que tienes de conocerla y ver las obras de gaudi y supongo que las de mirò igual ;)

saludos!

9:22 p. m.

 
Blogger arawaco said...

«algún dicho»
En el mar, la vida es más sabrosa.
«fin del dicho».
Deseos incontables de vidas ajenas hacen que salga la lágrima cuando la brisa acaricia las mejillas y emparaman el alma, para luego despertar y encontrase con sus propios deseos al son de las olas.

11:04 p. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

te entiendo perfectamente con ese sentim iento del " no se por qué pero me puse a llorar". Eso nos recuerda que estamos vivos y a pesar de los bombradeos diarios de caos y desgracias, todavia somos sensible a la belleza sublime, al arte a la humanidad. Bien por ti. Me encantó Barcelona!!! sigue subiendo fotos, me las devoro.

10:41 a. m.

 
Blogger dany said...

guauaaaa!!!cada vez que vuelvo y leo tus pasos por españa se acrecentan mis ganas de conocer ese maravilloso lugar!!!!las imagenes son divinas!!!me alegra mucho que lo estes disfrutando y que te sientas feliz...abrazo...

10:56 a. m.

 
Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

mi hermano vive en barcelona desde hace un tiempo y me ha comentado algunas cosa un tanto extrañas, como la mala calidad del agua....cosa que me extrañó mucho.....no me extrañó tanto lo xenófobos y pesados que son los catalanes
igual me gustaría conocer barcelona, tengo un amigo que vive hace años allá, tengo dnde llegar

saludos ¡¡

2:13 p. m.

 
Blogger Eri-Eri said...

ahh q bonitas fotos!!
wow q rico es llorar de felicidad!! ahhh me da gusto q puedas sentir cosas asi!!
si disfrutando tu viaje!! eyy sube tus fotos a flickr o algo asi pa verlas todas no?? es una sugerencia

2:27 p. m.

 
Blogger El Mostro said...

Sepa señorita, que la envidiamos sanamente. Un beso y que se divierta!

5:41 p. m.

 
Blogger markin said...

Uno imagina e imagina... pero, al estar en contacto con lo imaginado queda chico.

Te siento en ese lugar, en esa calles. Y hasta ese puerto, quizá pareciendo común y sentirse tan lejano.

Cada fotografía encanta.

Chau

9:48 p. m.

 
Blogger doctor sentimiento y pensar said...

lindo tu viaje,mas linda eres tu.princesa cuando nos comunicaras tu viaje interno.

cariños

alfonso

12:20 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home