Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

julio 14, 2006

SEPARADOR ANTIBALAS-ANTIASALTO PARA TAXIS

Anoche al regresar del teatro (después haré una entrada sobre la obra que vi), tomé un taxi para ir a mi casa, cosa que no hago habitualmente.
Podría haber sido un pequeño trayecto como cualquier otro, conversando un par de palabras cordiales con el conductor, comentando alguna noticia, el temporal, el frío o lo que sea.
Sin embargo al subirme al taxi, pasó algo que me descolocó, el auto tenía un SEPARADOR ANTIBALAS-ANTIASALTO PARA TAXIS. Sí, así con letras mayúsculas y todo. Básicamente esto quiere decir que el auto estaba dividido en dos a través de una lámina de metal y vidrio de muchos milímetros, con señalética amarilla roja y negra que además de señalar el título que ostenta acá arriba agregaba la siguiente leyenda: Advertencia este taxi es monitoreado vía satélite las 24 horas del día.
No sé si efectivamente el conductor y su vehículo son monitoreados las 24 horas del día, pero la barrera, las advertencias, el metal y el pequeño compartimiento o cajoncito para depositar el dinero conservando una distancia prudente, me causaron una pena enorme, atroz.
Y eso que ya no soy la vulnerable Roxi llorona que algún día fui, quizás fue que salí hipersensible del teatro (mal que mal el tema de la obra era la relación hija – padre, sazonada con nuestra realidad nacional y citas al cine), o quizás que, pero esa barrera me conmovió, me dio pena y me angustié.
Es probable que muchas veces la barrera esté igual, siempre, aunque no físicamente, esa barrera infranqueable que nos separa a los seres humanos, no sólo a los desconocidos, incluso a los que se conocen, incluso a los que se quieren. Me estoy llendo del tema y usando el SEPARADOR ANTIBALAS-ANTIASALTO PARA TAXIS como una figura, una metáfora de las relaciones humanas, pero no era esto lo que quería hacer.
El caso es que me dio pena y mucha, me puse a pensar que tal vez el conductor había vivido experiencias de asaltos muy traumáticas y muy violentas que lo habían llevado a tomar la decisión de blindarse a dentro de su propio auto. Y quería preguntarle ¿Lo han asaltado muchas veces?, y como soy paranoide me imaginaba que el se imaginaba mientras yo le formulaba la pregunta que lo estaba apuntando con un revólver que sí era capaz de traspasar los no sé cuantos milímetros de seguridad, y que por lo tanto reaccionaba mal y yo terminaba baleada por hacer una simple pregunta.
Con la mirada seguía recorriendo la lámina divisoria y sus advertencias y especificaciones técnicas, y no lo podía creer ¿esto pasa en Chile?, ¿qué lleva a un hombre a tomar una decisión así? ¿estaré exagerando?. Yo pensaba que estos taxis solo salían en algunas películas estadounidenses, pero yo ayer me subí a un taxi así, a un taxi con sendo SEPARADOR ANTIBALAS-ANTIASALTO PARA TAXIS.
Me imaginé que así como hay uno, mañana o pasado podrían haber, dos, tres, cuatro, cinco, diez, veinte, mil, y me desesperé. Vi un Santiago apocalíptico lleno de estos autos emparanoiados (sé que la palabra es paranoide pero me gusta más esta), tal vez más emparanoiados que yo, y fue horrible.
SEPARADORES ANTIBALAS-ANTIASALTOS POR TODAS PARTES Y NO SOLO PARA TAXIS.
Y me angustié, me angustié mucho.
El conductor me observaba a través del espejo retrovisor y su mirada serena, contradictoriamente me alarmaba más. Y yo contradictoria como siempre, artífice reciente de otras barreras y distancias, escandalizada por un pedazo de metal, vidrio y acrílico de no sé cuantos milímetros.
El conductor, que quizás cuantas veces ha sido asaltado anualmente, algo debe haber notado en mi cara o intuido en mi silencio.
El conductor intentó conversarme un poco, romper la barrera, pero la barrera seguía ahí inevitablemente, y mi mente en otra parte…

15 Comments:

Blogger aguirrebello said...

Seguro ese taxiste ve Chilevisión Noticias, en el canal de Piñera.

Es impresionante ese informativo conducido por Guillier: los primeros 45 minutos son de noticias de delincuencia.

Es cierto, hay delincuencia, pero ¿será para tanto?

Un abrazo, Roxi.

AAB

4:59 p. m.

 
Blogger Neblina said...

Roxi:

No me asombra pero ¡para nada! lo que cuentas. ¿Acaso no crees que los taxistas y demás choferes no están hasta la tusa de ser asaltados por un flaite que sale libre al día siguiente a mediodia por que por su edad se le considera ininputable? En el caso del chofer yo también lo haría, creo que tu también considerarías cercar tu casa como fortaleza para evitar que cualquier día o noche venga una tropa de giles y te lleve TODO lo que con esfuerzo te costó juntar, y aunque sea la recaudación de 5 lucas por noche o más que es lo que tal vez junta ése taxista, es plata que con bastante valentía se sale a ganar.

Cuando vivía en Santiago ni te imaginas la cantidad de lanzazos que vi, hasta 5 en una sola jornada, siempre andaba con cuidado ya que trabajaba en el centro y bastante afortunada fui por el hecho de que nunca me haya pasado nada pero también tomaba precauciones, andaba con la plata justa, sin joyas, con un celular que parecía ladrillo y no era paranoia, vi mucha gente a la que por andar precisamente “con la boca abierta” invitaba a los ladrones y lanzas a dejarlos con lo puesto. La delicuencia en chile es una realidad y el que no lo cree así es por que simplemente ha tenido demasiada cueva en no ser asaltado o simplemente no sale a la calle. Y las cosas continuarán igual porque la justicia en nuestro querido país en un chiste.

Cuando mi marido andaba en Stgo, iba al cajero automatico a sacar plata, lo que a mi me daba pavor ; él siendo gringo, bien confiado y jurando de guata que las cosas eran igualitas que en estados unidos, sacaba plata y se ponía a ¡contarla en la calle!, esto casi me daba infarto pero cambió eso cuando vio un asalto a una chiquilla en el centro esa misma tarde y me dijo nunca más lo hago. Hay que andar con cuidado, creo que la mayoría sabe por qué Juan Segura vivió muchos años.

Cariños y nos leemos.

5:31 a. m.

 
Blogger Roxi said...

No sé Neblina, a mí no me gusta esa idea de vivir a la defensiva, creo que sí hay delincuencia, pero los medios también exageran un montón para marcar más raiting y por lo tanto tener más y mejores auspicios, si tienes ocasión de ver por allá Chilevisión Noticias estarías de acuerdo conmigo y con aguirrebello.
Y después los que vivimos con miedo somos nosotros, vivir con miedo hace mal, te paraliza.
Hay que tener ciertas precauciones y no exponerse, pero jamás cercaría mi casa como una fortaleza, cuando vivía con mis papás solo portón normal (ni siquiera alto) y llaves, y ahora que vivo en un departamento mi única precaución es dejar con llave. La sola idea de las alarmas, cercos eléctricos, etc me carga, creo que por eso me sorprendió tanto la historia que les conté del taxi.
Y no creas que no me han asaltado, bueno afortunadamente no con violencia, pero me han robado el "personal" (que antiguo) y plata, y no por eso he dejado de salir a la calle con mi walkman si tengo ganas. Quizás he sido afortunada y soy una ingenua, pero no quiero un país a la defensiva, creo que el tema va por otro lado, para disminuir la delincuencia hay que reducir la brecha de desigualdad social con que vivimos, tratar de igualar las oportunidades, y por su puesto y fundamental construir de verdad una educación equitativa, ahí está la raíz de todo (parece que los pingüinos no andaban tan perdidos, ojalá se saque algo en limpio).
"Crecer con igualdad" como decían por ahí.
Te contesto en mi blog y no en el tuyo, por que me parece interesante la discusión que se está generando y es bueno que todos tengan la posibilidad de leerlo.
¡Pero te sigo leyendo, y visitando!
Muchos, carinos !!!

10:19 a. m.

 
Blogger quejido urbano said...

Creo que el tipo está en su derecho de blindarse... es su rollo personal y hay que respetárselo. es obvio que lo han asaltado antes y debió quedar tan choqueado que la única forma que encontró para volver a trabajar es esta: sintiéndose completamente seguro(aunque pongo en duda que este separador confiera completa seguridad). Quizás le hace falta alguna terapia psicológica (una que de efecto eso si) para que asuma de buena forma el evento traumático; porque el sólo hecho de manejar un taxi de tales características, al menos a mi me recordaría segundo a segundo lo que alguna vez pasó.

El tema de la delincuencia tiene muchas aristas.... la solución no pasa por hacer más cárceles ni armarse más o tener una casa rodeadas por murallas que descarguen electricidad....los que tienen algo más que aire en la cabeza saben que hay que tomar a aquella personas con riesgo social y darles una vida con un nivel de dignidad tal que no se verán en la necesidad (ni psicológica ni económica) de atacar a otros. Claro que esto podrá alguna vez ocurrir en la isla de la fantasía....así como estamos, y como vamos, seguiremos igual durante muchas décadas más....y si es que décadas...siglos! milenios! el sol se convertirá en enana blanca y seguiremos blindando nuestros taxis en el próximo sistema solar que habitemos!

Por otro lado el tema delincuencia está siendo utilizado por ciertos sectores para hacer antipropaganda y de paso aumentar la sintonía (concuerdo con aguirrebello acerca del noticiario de Chilevisión, y le agregaría el noticiario del Mega, que durante distintos horarios le da como caja al tema, tratándolo de tal forma que generan en el inconciente colectivo una sensación de terror y angustia que difícilmente olvidas durante el día ... la masa aterrada es más manejable.

Que pena que estemos llegando a este nivel de paranoia. Siempre he creido que lo malo puede pasar bajo cualquier circunstancia. Así me relajo y no camino por la ciudad pensando en que un piano me caerá encima en cualquier momento. Odio vivir con terror a todo y me niego a que los medios y las experiencias de otros me generen temor a vivir (a eso se resume todo, creo).

Un abrazo y lamento lo de la nubecita negra que te persiguió aquel día! al principio venía a tu blog directamente a opinar acerca de eso pero leí la entrada y olvidé todo lo que iba a escribir...

1:01 p. m.

 
Blogger Boz said...

super corto.

toda la razon, la pelicula Crash habla sobre esto, es acaso chocar con los demas para saber de ellos y sus vivencias.

seguramente la decision fue de la empresa y no de el pero eso refleja que hay miedo de uan realidad exagerada y contraproducente.

salu2, q sty bien.

8:36 p. m.

 
Blogger Pantrala said...

Yo creo que no es bada nuevo, nada de ahora...siempre hemos vivido a la defensiva...siempre es igual... Mira, piensa que ese vidrio que tanto te asombró es una metáfora de lo que nos separa día a día de la gente...
eso es triste...todo es triste... a veces sacamos a las personas de nuestras vidas por temor, asi como el taxista separa a los pasajeros para el poder llegar a su destino, a su casa, a su barrio, a su familia. Separamos para poder seguir viviendo.
nadie quiere quedar en el camino...
bueno, como ya dije, es triste...
si conoces la solución...si alguien la conoce...
...
hasta otro comentario.
Pantrala.

11:40 p. m.

 
Blogger Tomaz said...

yo solo paso por aqui no se asuste nadie, mantengan la calma, no voy a hacer na, ya me voy, chau

3:13 a. m.

 
Blogger Comentador said...

Hola,

Vaya, no sabía que las cosas ya habían llegado a ese punto. De todas maneras no se puede negar que si el gobierno ha fallado en disminuir los indices de delincuencia (independiente de lo que uno o dos canales quieran hacer creer) la gente tenderá a buscar otras soluciones. Si no es lo de "blindarse" será lo de armarse, pero creo que el problema debe ser cortado de raíz y que los delincuentes no salgan al día siguiente de la cárcel.
Saludos cordiales,

4:34 p. m.

 
Blogger Markolino said...

aca los matan..a diario...
y de toda la vida..
ni siquiera los roban..

los asesinan..hay mania de asesinar taxistas aca en mi pais..

lo de los vidrios es cosa de toda la vida

5:43 p. m.

 
Blogger el mono azul said...

Esta asociación de ideas es tan real como un muro de contención anti-derrumbe de edificios o anti-rotura de corazones.

P.D: Regresé ;) Saludos

5:55 p. m.

 
Blogger Blanca Lewin said...

Gracias Roxi por tu entusiasmo nuevamente!!!
No han ido hordas de público, pero ha ido su gente. Hoy terminamos de saldar las deudas pendientes con las entradas, así que ahora hay que echarle más fuerza.
Saludos!

10:50 p. m.

 
Blogger diabluzero said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

5:55 p. m.

 
Blogger diabluzero said...

lo mas penoso es cuando gente que no es de santiago se suba a esos taxis... se van a pasar los medios rollos, y sabemos que no es para tanto.

5:57 p. m.

 
Blogger diabluzero said...

hola de nuevo chica de la serie dramática japonesa de antaño... gracias por tu visita... yo era de viña y la daban en el UCV y debo reconocer (a lo placer culpable) que con mi hermano la veiamos... pero no recuerdo haber escuchado ninguna armónica, para mí creo que la primera fue un western en que colgaban a alguien y sonaba la harmonica, musica de morricone... mi estilo es otro en todo caso.
saludos!

12:13 a. m.

 
Blogger Juan Pérez said...

Soy taxista y también ingeniero en Administración de negocios, trabajo de taxi porque me da la libertad de horario y la sensación falsa de ser libre, lamentablemente me han asaltado a mano armada y también en estos momentos ando buscando alguna empresa que haga esta instalación, te aseguro que prontamente chile sera como Colombia o Venezuela y la gente matara o secuestrara por dinero, la justicia deja mucho que decir.

3:53 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home