Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

julio 13, 2006

No seamos como Gatsby


Un par de entradas atrás escribí sobre la infancia, un fragmento de infancia, y se dio una discusión interesante, por que si bien muchos coincidían en que la vida en esos años y la forma de percibir el mundo desde la sencillez y la espontaneidad era deliciosa, también se planteó el tema de que no es bueno sacralizar las etapas, y vivir con exceso de nostalgia, aferrándose al pasado y los recuerdos.
Y es cierto, no me parece sano girar la cabeza hacia atrás a cada momento, ¿pero qué pasa cuando es al revés? Cuando miramos allá lejos, en el futuro, en ese futuro que se escabulle, que no logramos aprehender. ¿Qué pasa cuando ponemos nuestras dispersas esperanzas en un futuro que no se hace realidad?
No quiero sonar acá muy negativa, es decir nada más bonito que soñar y tener ideales, planear realidades que queremos para nuestras vidas, para hacer de nuestra existencia algo más significativo. Y por favor, por supuesto que no hablo del exitismo profesional, de tener un auto a una edad determinada, ni de ninguna de esas pautas que nos han vendido como relevantes, hablo de “eso” que cada uno sabe en su interior y que puede ser tan diverso en uno u otro ser humano, hablo de la energía que nos mueve, esa pequeña utopía personal que hay que perseguir, por que hay que perseguirla pero en serio, para que no se quede en quimera o en vaga ilusión. Hay que atreverse, hay que esforzarse, hay que intentarlo por más que erremos, no hay que desistir.
Me leo y me da un poco de risa, por que esta entrada me está sonando un poco a manual de autoayuda, y es que tengo tan claro lo que quiero decir, pero me cuesta decirlo sin sonar cursi, y en esto seré media snob o lo que quieran, pero no me gusta sonar cursi, me carga.
¿De qué quería hablar en esta entrada?
Básicamente de gente que dice querer muchas cosas, o una sola pero con todas sus fuerzas, pero que hace poco. Hablo de “gente”, así como si fuera gente que está lejos o en otra parte, pero a veces yo también soy parte de esa “gente” a veces yo también me esfuerzo poco, o no lo suficiente, a veces yo también dejo que me gane la impaciencia y/o el desgano, y eso no me gusta, me carga, me carga más incluso que ponerme cursi.
Y esta entrada es para acordarme de eso, para no abatirme y para incentivar a gente que tiene búsquedas, a que sigan buscando por que aunque sea un cliché archi conocido y reiterado no sólo importa el resultado, también es fundamental el proceso. Y el proceso es hermoso si tenemos conciencia de él. WORK IN PROGRESS y habrá que seguir, seguir hasta acercarse a “eso” que buscamos.
Después de tanto tiempo hace como un año descubrí de verdad lo que quiero, y en eso estoy, trabajando por hacer realidad mi quimera, y ha sido paulatino todo, pero ya se acerca el momento en que necesariamente tendré que hacer algo más radical, y me da susto, pero me gusta la idea, y por lo mismo no quiero quedarme solo en idea. No les puedo contar mucho ahora para no estropearlo para que no se desvanezca, pero a medida que el proceso avance y se materialice más iré compartiéndolo con quién así lo quiera.
Nada, quiero decir tantas cosas que las palabras se me amontonan y se me enredan, pero supongo que algo les habrá quedado, y supongo que en cierta medida saben de qué hablo, por que seguro lo han vivido.
Todo, busquemos ese futuro, pero busquémoslo aquí, hoy, disfrutando de estos días y trabajando para acercarnos a nuestras metas, aunque la palabra meta no me gusta, debe existir una mejor para decir esto que no es una cosa, que no es un objetivo, pero que es, que siento.
Pensemos en el futuro, pero como un futuro que trabajamos ahora, para alcanzarlo, para apropiarnos de él, para no frustranos, para ser FELICES, eso es lo único que cuenta, el resto es puro bla, bla, blá.
No nos quedemos en persecuciones flojas, indecisas, que no nos pase como al gran Gatsby, ¿Leyeron esa novela de Scott Fitzgerald? Tiene unos momentos cursis, pero a mi que me carga lo cursi, lo he dicho demasiadas veces, me encantó, por que habla de todo esto que estoy diciendo pero desde la otra orilla, desde la orilla de alguien que no le puso la suficiente energía, de alguien que no se atrevió y se quedó en las formas, en los convencionalismos. Así y todo, me encanta Gatsby, incluso conocí a su encarnación chilena, por que este personaje de ficción existe, vive en Santiago, lo conocí e incluso lo quise, tal vez demasiado (que cursi!), pero no quiero ser como él. No seamos como Gatsby.

“Gatsby creía en la luz verde, el orgiástico futuro que, año tras año, aparece ante nosotros … Nos esquiva, pero no importa; mañana correremos más de prisa, abriremos los brazos, y … un buen día …
Así vamos adelante, botes que reman contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado”
F. Scott Fitzgerald.

5 Comments:

Blogger Neblina said...

Roxi:

Lo que son las coincidencias o será que por estos días mis vivencias al parecer están sintonizadas con mentes lejanas y cuando me entero es como haber tenido un Deja Vu.

Me explico: Leo tu post y hablas de la perspectiva de mirar hacia adelante, que con cual prisma cotejamos el futuro, que si los cielos siderales están en conjunción con nuestro sueños y fíjate que hoy al ir a una entrevista de trabajo se me formulo la misma pregunta a la que respondí firmemente que me veía avanzando en mi carrera, cosechando esfuerzos, ahora que recuerdo… Mi mamá me dijo que cuando yo era chica le hablaba de Estados Unidos y siendo que en esa época no sabia ni lo que era y mírame que aquí estoy, creo que todos venimos con un plano de vida trazado de antemano y que de también alguna extraña y sutil manera estamos conectados. ¿Qué en que me veo a mi misma en 25 años más? Ciertamente no lo sé porque yo trazo mi camino día a día, paso a paso. Estoy segura de que sin saberlo voy por donde tenía que ir.


Cariños…


P.D.: ¿Viste el reportaje a “Los Tres” en the clinic? Aquí te lo dejo por si las moscas:

http://www.theclinic.cl/c_reportajes/rep_05.php

Que lo disfrutes tanto como yo lo hice…

Deja vu!

12:37 a. m.

 
Blogger Ars said...

por los sueños uno no paga,
por lo tanto no tienen costos,
...el único costo es la probable frustración posterior.
me parece real lo aportado por ud. en cuanto a ponerle todo el empeño a las cosas, pero aún así,
...igual existirá frustración si no resultan???
le deseo éxito en todo.

10:23 a. m.

 
Blogger Viejito Cibernetico said...

Oiga chiquilla quedé preocupado y con una curiosidad terrible.

Preocupado, porque pensé que quizás no he hecho lo suficiente y soy otro Gatsby... no el que quizo, pero otro al fin... Ay Dios!!!

Y curioso pa saber lo que busca.

10:27 a. m.

 
Blogger zombie said...

sí... buen tema...
buenos consejos los tuyos
buenas ideas :)

pero yo ni sé lo que quiero
entonces... no queda nada...
bueno, cuando sepa lo que quiero intentaré ser como tu dices que se debe ser... je
[que linda la niñita de la foto]

saludos!

7:42 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

el presente es el ayer y el mañana...en base a lo que vivimos miramos hacia atrás y hacia adelante...
el futuro nos dá esperanzas y sueños, el pasado, nostalgia y el aferro a la vida...porque una vez que vivencias, te enamoras de la vida y no importa si ese momento ya pasó porque sabes que está en t´´i tener más de eso...
es la vida, el ahora para recordar siempre y soñar siempre...
DMR
TE KERO ROXI

8:49 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home