Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

diciembre 07, 2009

La luz verde, las burbujas

Desde que leí El Gran Gatsby a finales del 2003, cada cierre de año me vuelven las palabras finales de esa tremenda novela.

Un texto breve, pero potentísimo.

Esas palabras vuelven siempre, no sólo por su belleza en sí, por su musicalidad, por la forma en que las combinó Scott Fitzgerald, por las imágenes que me producen; si no por el contenido mismo. Esa sensación de uff, pasa la vida, y yo ¿qué cresta estoy haciendo?

Recuerdo perfecto que estaba en una banca de madera en Papudo leyendo esas líneas, y cuando terminé era una sensación rarísima que no sabía como sacar, pero estaba ahí el mar para calmarme. Recuerdo a la perfección ese momento. Todo eso hace casi ya 6 años.

" Gatsby creía en la luz verde, el orgiástico futuro que, año tras año, aparece ante nosotros... Nos esquiva, pero no importa; mañana correremos más deprisa, abriremos los brazos, y un buen día...
Y así vamos adelante, botes que reman contra la corriente, arrastrados incesantemente hacia el pasado."

Y yo estaba mirando el atardecer, buscando ver el enigmático rayo verde en el horizonte (creo que una vez lo vi en Los Molles, claro que no sé si lo vi realmente o si estábamos todos sugestionados y en un estado de alegría gigante y similar a la embriaguez, lo que lo hizo posible)

Las palabras de Fitzgerald me vuelven hoy, ahora que este 2009 empieza a terminarse, pero ya no con ansiedad, por que el orgiástico futuro es mi presente HOY, todo lo que deseo ya no me esquiva. Lo busco hoy, lo busco y lo encuentro (casi todo), y lo que no encuentro o me lleva a otro camino, me enseña cosas nuevas. HOY corro más de prisa, HOY abro los brazos, HOY es ese buen día ... en que soy inmensamente feliz. ¿Y contra la corriente? Sí un poco, pero arrastrada hacia el pasado NO, por que no quiero convertirme en una estatua de sal como tantos otros. Conciente de todo lo que he vivido, y agradecida de muchos momentos, que me hacen ser lo que soy hoy, pero sin añoranzas de ese pasado, por que el presente es tanto más hermoso, tanto más valioso, cada micromomento, sentirlo en la piel y por debajo de ella, esa es la diferencia.

Las palabras de Fitzgerald hoy me suenan diferentes, y las repito con un tono dulce por fin este 2009. Siento que ha sido un año maravilloso, decisivo en mi vida, por demasiados motivos, pero no me pondré a enumerarlos todos por que sencillamente no tengo ganas en este rato, los quiero para mí.


Ayer se me cruzaban por la cabeza todas estas cosas, mientras me despedía del mar en la tarde, mientras observaba el horizonte después de mi clase de buceo. Probablemente vuelva muchas veces con relatos de buceo, por que es un inicio palpitante, por que es una de mis vivencias importantes de este año, una experiencia increíble, que no sé bien cómo explicar.

Quizás la palabra que más se aproxime es INTENSIDAD. Es muy intenso, tanto que incluso de regreso a Santiago sigo bucenado, ja, ja, en serio: Todos los domingos en la noche (post clase) cuando me voy a dormir, revivo esos momentos, pero es re vivir, no es sueño, ni un recuerdo, es como si de nuevo estuviera bajo el mar, con el sonido de mis burbujas, con mis compañeros alrededor. Saludando a las jaivas y los piures. No es recuerdo, es sensorial, sentir de nuevo la textura del agua, su densidad, su temperatura, su caricia fría pero acogedora, la visión de todo ese mundo que me invita aparentemente a desarrollar habilidades pero que en verdad me está haciendo enfrentar varios temores. Es un poco como una metáfora del inconciente ¿será eso?, como sea el buceo, los amores, los temores, las alegrías, el hacerse / sentirse humano (pero de verdad) al relacionarse con otros. ¿Es tan difícil? creo que no, estoy segura que no.

Tantas cosas este 2009, no sé mucho como terminar esta entrada que se me fue para cualquier lado, pero les dejo a todos los que pasen por acá un abrazo y muuuchas burbujas.

4 Comments:

Blogger Alvaro en OZ said...

Ufff veo que este año ha sido especial e intenso para tí, excelente !!!!! Y espero que el próximo año traiga nuevas sensaciones, aventuras y más jaivas y piures amigos que la saluden entremedio de las burbujas.
Y a lo mejor ese rayito verde se cruza por ahí.
Saludos !!!

1:02 p. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

Eres de las pocas personas que se emocionan de ver un piure jajaja. Viva la vida y si ha sido un buen año, mejor aun, es solo el comienzo, ahora que has descubierto un nuevo mundo allá abajo en las profundidades del mar, mira tambien hacia arriba y descubre el que está sobre tus hombros, uno tantas veces se conforma mirando para abajo y con suerte pal frente y deja de lado tanto que ver sin ser ciego. Cuando vengas a La Serena me avisas!!

5:40 p. m.

 
Blogger arawaco said...

Viva la vida en su gran pequeñez, viva la humaninada en sus sentimientos más pírricos, viva la tristeza del amor, viva la felicidad. Ganar madurez.

12:20 p. m.

 
Blogger Cathyta... said...

Que bellas palabras... especialmente el no querer ser una estatua de sal, yo al menos tiendo a voltear de vez en cuando para remembrar... a veces la infancia, a veces la adolescencia, a veces el mismo presente q ya se fue... y sí, ser estatua no es la mejor decisión. Besos!

12:54 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home