Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

noviembre 23, 2009

Salto de confianza

Voy en el metro, de nuevo en el metro.

Roxi y el metro. Roxi en uno de sus no espacios favoritos.

Voy escuchando una mezcla media esquizofrénica de música. Una playlist que salta de Suede, a Tito el Bambino, a Moloko, a Daddy Yankee, a Portishead, sin ningún pudor.

Voy como bailando, sumergida en un ataque de alegría compulsivo y contagioso. Lo bueno es que es contagioso, así que aprovechen. La música sigue sonando pero ya no la escucho.


Cierro los ojos y escucho algunas gaviotas, los niños riéndose, el vaivén de las olas, algunos aplausos de personas que nos gritan que estamos locos.

Visualizo el muelle Barón, yo parada en el borde y lanzándome por el aire como si nada.

La distancia es grande, grande, pero en pocos segundos ya estoy en el mar. Aleteando, rodeando los pilares del muelle, llenos de algas, y desde donde los piures me saludan. Los picorocos se preguntan quién será esta intrusa, y una jaiva morada me guiña el ojo.

Un compañero me toca el hombro, riendo me dice ¡ de nuevo ! y todos subimos corriendo por la plataforma, para hacer un nuevo salto de confianza. Ahora todos juntos.

Aparte de hacer el salto de confianza (súper adrenalínico), hoy aprendimos a preparar los equipos, y a poner en práctica algunas de las cosas estudiadas en las sesiones teóricas.

Las entradas y salidas al mar, las técnicas de inmersión, para que sea una transición armoniosa y no una colisión. Deslizarse hasta el fondo, sin aire, haciendo apnea, intentar llegar abajo, 7 ... 8 ... ¿cuántos metros?

Tratar de tomar un puñado de arena que se me escapa. Veo el fondo más cerca de lo que está realmente y todavía no llego, pero ya voy a llegar un día de estos, es cosa de seguir practicando.

Y ascender en silencio, ver las burbujas que se acercan a los rayos de luz. Superar ciertos temores, y repetir el salto de confianza, no sólo el del muelle, si no el de la vida, la vida consiste en eso, en intentarlo, en atreverse.



Feliz, quizás un poco cansada, pero con el alma desbordada y saturada de vivencias positivas, salir caminando, iniciar el paseo desde el muelle hasta el sector de la Aduana, para buscar un lugar dónde disfrutar un delicioso Congrio. En el camino intentar capturar esas imágenes multicolores que potencian este estado.


Agradecer todo lo que estoy viviendo. Agradecer. Vuelvo al metro y pienso lo hermoso que ha sido todo este año, en todos los ámbitos, incluidas un par de vivencias que parecieron deslumbrantes en un inicio y que terminaron siendo casi sólo eso, un destello seguido de un vacío.

Salvo, por ese pequeñísimo casi, por que esos pocos casi, esos poquitos y pequeñitos fuegos fatuos significaron aprendizajes enormes. Y en ese sentido también fueron buenos.


Y todo, todo, todo lo demás ha sido INCREIBLE. Todo.

Y apago mi música entrete, loca, energética, por que necesito el silencio vibrante del metro para visualizar nuevamente el mar, y cantar desde adentro "Gracias a la vida".


¿Se acerca el fin de año?, ¿será eso que me tiene así? Como sea ... a seguir saltando. Seguir esa invitación de la vida, y hacer todos los saltos de confianza que sean necesarios.

7 Comments:

Blogger omar said...

Hay que dar el salto, no más.
un abrazo

12:30 a. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

Nunca dejes de saltar, para mi fue un tiempo de cambios drasticos y heavy pero sigo saltando, mientras pueda siempre saltare!!

8:44 p. m.

 
Blogger arawaco said...

Cuando todo empieza a amanecer, todo cambia, todo muta, lo que pensé ya no es, lo es evolucionó.. y yo me quedé en la confianza.. creí.. ahora ya no...

2:12 a. m.

 
Blogger Alvaro en OZ said...

clases de buceo? la primera (y ultima) vez que lo hice fue simpático, pero recuerdo el dolor de los oídos......
hermosas fotos de valpo.....no he ido a visitarlo, espero en verano poder arrancarme a recorrer sus calles nuevamente
que rico que puedas dar esos saltos, y que salgas como nueva de ellos, y mas encima a comer congrio, perfecto !!!
Saludos !!

10:43 p. m.

 
Blogger Viv. said...

Nena, tu post es un auténtico canto a la vida; el más bonito que he leído desde hace tiempo!
Y me traes añoranzas de ese Chilito que adoro!
Un abrazo, en mi retorno al mundo real. -Es que todo lo que viví durante los últimos meses me parece un sueño-

6:54 p. m.

 
Blogger Cathyta... said...

Que buen post.

Lo que más me gustó es que la vida consiste en eso...

Se viene el término del año y espero que el próximo sea todavía mejor, sin casi!! todo concreto y real.

Un beso

4:17 p. m.

 
Blogger The Heart Never Lies said...

Es precioso lo qe escribiste , creo qe si te lo propones vas a ser una gran escritora . Ahora voy a saltar . Feliz año nuevo , segui escribiendo cosas tan bellesas como esas :)

1:21 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home