Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

diciembre 06, 2006

Sobreviví

Esta no es otra entrada de esas en que hablo de mis inestabilidades emocionales, contradicciones y recuperaciones. No cantaré eso de "como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie", nada de eso. Hoy no hablo de sobrevivir en sentido metafísico, hablo de sobrevivir en sentido práctico / cotidiano / doméstico. Sobreviví a mi cambio de casa, con pataleta de gatos y todo incluída.
El viernes un amigo me decía que está estudiado que las dos situaciones más estresantes del ser urbano son: cambiarse de casa y preparar las vacaciones, y yo me reía. Pensaba que cambiarse de casa no era tan terrible, total ya lo había hecho antes. Claro pero la primera vez solo tenía mi cama y algunos libros, y en estos (creo) que cinco años desde que partí de la casa de mis padres he acumulado una cantidad de tonteras (útiles e inútiles) impresionante. No hablo de la lavadora, refri, muebles y esas cosas, por que con eso tuve ayuda de tres personas que acarrearon todo sin que yo siquiera alcanzara a darme cuenta. Hablo de la cantidad de papeles, documentos, libros, cajitas, ropa y un montón de otras cosas inclasificables. Como soy de natura desordenada, dejé todo para última hora, y el mismo viernes en la noche me puse a embalar todo (consideren que me cambiaba el sábado en la mañana). Como no tenía casi cajas chicas, la mayoría de las cosas las guardé mezcladas al tun tún en tres o cuatro cajas gigantes descomunales. Dentro de todo esto no fue tan dramático, lo terrible fue al abrirlas intentar dar un orden coherente a esa masa de cosas mezcladas. Fue un espanto. Corroboré que soy una cachurera, todavía tenía trabajos del primer año de la U: muchos autorretratos la mayoría muy depre, un hombre felino que perseguía a una abeja mielosa, un extraterrestre pintado en carboncillo!. Mi hermana al verlo me preguntó si los profes no se asustaban con mis trabajos o si no me mandaron a tratarme ... la verdad es que no, mal que mal en una escuela de diseño seguro han visto cosas más freak. De los trabajos teóricos no hablaré por que realmente me preocuparon (sobre todo aquel acerca de la magia natural y de cómo seguir la línea inversa desde los elementos hacia dios), pero aún estaban, junto con unas pruebas de estética contemporánea, y un artículo de Unamuno. Me deshice de algunas cosas pero conservé otras.
La cantidad de cosas chiquititas fue lo más enfermante, velitas, portavelas, conchitas, collares, aros, accesorios diminutos de electrodomésticos, etc, etc, etc, no terminaban nunca de salir.
De a poco todo empezó a tomar su lugar, y aunque todavía queda mucho por ordenar, yo diría que todo está más o menos armado.
A pesar del cansancio, estos primeros días en mi casa he sido muy feliz, como no lo era hace tiempo. El espacio tiene una distribución extraña pero eso me gusta, tiene un jardín gigante (hasta una piscina puse), he leído y tomado once bajo los árboles, he regado las plantas, he escuchado música que no escuchaba hace siglos (Elso Tumbay, Enemigos Íntimos de Páez y Sabina, y otros), he salido a pasear por el barrio con Castor (que al final así se llama el perro) y he disfrutado cada segundo. Ando con una cantidad de energía que me tiene algo asombrada, hasta se me había olvidado que yo era así también, y que siempre debiera ser así, aunque sea difícil.
Los libros ya no me caben en el librero así que tendré que buscarme uno más grande. Ayer cometí el error de entrar a Casa&Ideas a mirar uno ... al final salí sin él, pero con cortinas, cojines y velas (nunca flatn las velas). No sé que tiene que ver todo esto con el párrafo anterior, pero estoy tecleando así como sale.
Disfruto mucho regar al anochecer, sin prender las luces y re aprender a mirar así con esa ausencia y descubriendo otros colores.
La primera noche Castor se acostó en la sala que está al lado de mi pieza, pero con la cabeza en el umbral de mi puerta, y ambos miramos un rato la luz de la vela, antes de dormirnos. Después soñé con él que nadabamos hacia el mar muy alegres y sin prisa.
Y bueno como los gatos no pueden quedarse solo en la alusión inicial de esta entrada debo decir que hicieron una pataleta exagerada, y que estaban más estresados que yo. La Mafi, se fugó en cuanto llegaron los señores de la mudanza, y a Juanín logré atraparlo y mantenerlo a la fuerza a pesar de que casi se infartó. Al llegar al nuevo hogar, se me cayó la cajita en donde iba el muy alaraco y desapareció durante muchas horas. Vovlí al departamento y encontré a la Mafalda, al llegar a la casa, igual se arrancó. Pero después en las noches empezaron a aparecer y a escudriñar todo. Ahora creo que se están acostumbrando, han vuelto a dormir siesta en el futón y a ronronear.
Ahora estoy en el trabajo, pero probablemente en la noche ya tenga internet en la casa, entonces los visito y me entero de cómo van sus vidas.

16 Comments:

Blogger diabluzero said...

ohh se te extrañaba por estos lares, que puedo decir felicitaciones! tú y tus peludos cuadrúpedos deben estar mas que felices! ya me imagino regando y ese olor a frescura que sale del jardin recien regado, y el caos entre las cajas, libros, discos, ropa.. pero un cambio de casa es siempre un revitalizante... estresante al principio pero no deja de ser una experiencia rica... espero nos cuentes más y aunque seas pongas una foto del jardín ;)
abrazos.

5:37 p. m.

 
Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

que rico es ver que tu nueva casa va cobrando vida, la estás decorando a tu gusto y tus animalitos ya se apropiaron de la casa
de mis trabajos universitarios no me quedé con ninguno...me hubiera gustado haberme quedado con un herbario que debe haberse podrido en alguna añosa bodega del tercer piso de la casa central de la ucv, y un insectario que terminé arrendándolo y nunca me lo devolvieron

saludos ¡¡¡

p.d. elso tumbay......años que no escuchaba de ese grupo...o de alguien que le gustara ¡¡¡¡

6:39 p. m.

 
Blogger gonzalo said...

Me siento terriblemente identificado.

Cuando Lucy se fue a Ginebra, me dejó gran parte de sus cosas.

Fue un trabajo físico guardarlas y un desgaste emocional, acomodar cada mueble, cada antigua fotografía.

Respecto al círculo que abriste, debo decirte que me sentí próximo a tu alma cuando pasé en santiago junto a los ex músicos del Municipal.

Pacita cerró el círculo, reiniciándolo a su vez, al llegar al lugar en que el que teclea había estado hace pocos minutos.

Son sincronismos que nos enlazan.

11:37 p. m.

 
Blogger boris said...

roxi, te felicito!! instalada, regando el jardin, decorando la casita ..buenisimo, espero que esta nueva etapa en este nuevo hogar sea llena de sorpresas, aventuras e inspiraciones para tus creaciones
un abrazo, boris
pd: espero que pages tu deuda viajera

2:41 a. m.

 
Blogger Viejito Cibernetico said...

Oiga cabra chica

Qué bueno que le guste su casa nueva y se vaya acostumbrando de a poquito. Me gustó el nombre de su perro, me imagino que por lo griego... y no por lo del animal. Pero el de sus gatos si que son macanudos.

Usted no me va a creer, pero se lo cuento igual, el día viernes precisamente hablaba de los mismo (eso de los estresante de las mudanzas) con una amiga... meh... son las cosas raras que me pasan.

El viejito

12:03 p. m.

 
Blogger Pacita said...

Querida Roxy : Mis mejores deseos en esta nueva vida que te espera ....
Muchos cariños

1:30 p. m.

 
Blogger El Deivid said...

las mudanzas son sufridas, pero gratificantes: una nueva casa, una nueva vida. Qué graciosos los gatos. Me gustaría conocerlos, tienen que ser monos.
Besos y suerte

4:22 p. m.

 
Blogger Boz said...

serias la mujer perfecta salvo por este defecto de los gatos XD.

no me gustan los gatos, en cierta forma, en la casa no me gustan, ni menos mas de uno.

pero a parte de eso, todo bien jaja.

te demoraste en cambiarte de csa parece pq no posteabas nunca ja, weno fwlicitrate por tu sobrevivencia al cambio y mucha suerte.

cuidate, abrazo.

6:18 p. m.

 
Blogger AngeLito said...

Yo me cambié 6 veces en tres años, me daba plazo un semestre para ver si me gustaba el lugar o no.
Ahora estoy nuevamente pensando en cambiarme, aunque ya llevo casi dos años, pero necesito una casa, un jardín y sentir un poco de eso que sientes tú.
Sé que esa energía que me falta la encontraré en el contacto con la tierra.
Saludos Roxi, un gusto leerte.

10:24 p. m.

 
Blogger Pacita said...

Querida Roxy ; Mi visiòn de Nueva York es un poco màs compleja que la de Anais Nin en los años 30 ...
La ciudad que nunca duerme pero a veces pareciera que nunca despertara ....( de seguro tarde o temprano lo comprobaras con tus propios ojos )
Espero que aproveches los feriados para organizar tu nuevo espacio
Con mucho cariño

4:25 p. m.

 
Blogger CHOCOLATITO said...

Vaaayaaaaaaaaaaaaaaa que un cambio de casa es muuuuy interesante, uno no termina de ver cosas que salen de la nada, y hasta veces uno poensaba que ya no las tenia, escritos,trabajos,los libroooos.

Un cambio cualquiera que fuese, siempre es bueno,porque nos mantiene a la expectativa y crear nuevas metas, a redescubrirse a uno mismo por completo y ver capacidades que a veces uno siente olvidadas.

Enhorabuena por tu nueva morada. Te dejo mucho besotes y chocolatitos tambien.

5:59 p. m.

 
Blogger Sirittta said...

jaajaj yo también coy super cachurera y desordenada, pero me gusta porque a veces ordenando encuentro cosas realmente hermosas que me alegra el día o me hacen acordarme de alguna etapa...
suerte en este nuevo periodo!

2:49 p. m.

 
Blogger Markolino said...

Bueno..ya Te mudaste pero eso no pasa de un dia..
estar enamorado no ser corespondido es peor..pueden pasar años..

8:19 p. m.

 
Blogger Tondo Rotondo said...

Roxi, un saludo de nuevo y ánimos en esta nueva etapa.

Y que sepas que he logrado instalar un traductor y que si lo deseas ya podras leer mi blog en castellano.

Un abrazo :)

8:50 p. m.

 
Blogger Ipnauj said...

Ahora falta la fiesta para llenarla de energía fraternal.

Un gran saludo.

10:13 p. m.

 
Blogger Pega Martín Pega... said...

Entinedo perfectamente, acabo de pasar por lo mismo, afortunadameete tengo menos cosas que tu....

Agradezco tu paso por mi recien creado blog, y desaforunado comienzo, sin embargo, me alegro que la sensibilidad aflore en cada palabra tuya..., envidio tu capacidad de expresión... adelante con los mamiferos...buena compañia, ......que bueno que no hablan...
en mi experiencia personal.bfwnx

12:20 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home