Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

agosto 09, 2010

Sueño nº8: El discurso del gato

El gerente de Finanzas de la empresa en que trabajo nos reunía a todos y nos informaba que a contar de esta semana estábamos autorizados para retirarnos a las 3 de la tarde los días viernes.


Yo saltaba de felicidad, y pensaba que todos estarían igual de eufóricos y que se formaría un gran bullicio propio de la celebración de semejante noticia. Pero todos se quedaba en silencio como para adentro.


El único requisito para gozar de este beneficio, era que teníamos que sacar tres fotocopias por persona de la autorización que él había firmado, y dejarla sobre el escritorio justo antes de partir.


Me parecía raro el trámite solicitado, no le veía el sentido. Pero me daba igual, lo importante era irse temprano. Entonces corría a la fotocopiadora para hacer mis copias. No se por qué, pero además de hacer mis copias, me ponía a hacer las copias de todos los demás (que son bastantes), y me tomaba un par de horas completar esta tarea. Las hojas salían volando desde la máquina en todas las direcciones, hasta completar un cerrro de fotocopias.


Me llama la atención que todos mis últimos sueños estén marcados por la abundancia, por cantidades grandes (aunque sea de cosas tan estúpidas como una fotocopia).


Bueno a pesar de todo el tiempo que me tomaba hacer las fotocopias, estaba lista para retirarme a las 3 de ese viernes. Y caminaba canturreando hacia mi auto, que estaba estacionado al costado del cerro.


Sobre el techo del auto me estaba esperando Ramiro, mi gato blanco con manchas cobrizas. Que se acercaba a saludarme y a hacerme cariño. Entremedio de los ronroneos empezaba a hablar con una voz entre grave y solemne, pero con un tono cariñoso, dulce como de abuelo, o como de amigo cercano que sabe más de la vida.


Me hablaba principalmente sobre la FELICIDAD, sobre su importancia, y sobre que era una actitud de vida más que un estado. Que debía brotar desde el interior para irradiar cada momento, para contagiar a las demás personas. Independiente de las circunsatncias externas.

1 Comments:

Blogger Ma. Antonieta said...

Pero mira, y yo que vengo recien llegando, queria pasar por este espacio y retarte ; ) me he tenido que comer el reto y una vez mas me deleito con tu espacio. Tantos sueños mmm

12:38 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home