Una disgresión, de alguien que pretende dedicarse a escribir. Una especie de collage irregular, con ideas, uno que otro chiste, algún titular de diario, canciones, inquietudes, cualquier cosa que me diga algo, y que le diga algo a los demás.

agosto 11, 2010

Sueño nº 10: Encandilada

Lo que determina el sueño de anoche, creo que es la presencia de abundante luz de sol, luz de verano.

Eso es lindo y agradable, todavía como que me entibia la piel.

Lo demás del sueño son como cosas rutinarias o operativas, previas a otros momentos y como previas, rutinarias y operativas no les asigno mayor trascendencia.

Ya era domingo y partía en el auto sola a Pichidangui, a bucear allá por primera vez. Gran parte del sueño era la ruta a Pichidangui, las aceleradas, señalizar, autos que se cruzan, pequeñas pendientes. A ratos reiterativa la maniobra de pasar los cambios y accionar los pedales. Fome y ligeramente estresante.

Cuando llegaba, la gente del centro de buceo todavía estaba preparando los implementos para el curso. Parece que yo iba a participar en un curso, pero me enteraba en el momento.

Y como había que esperar para entrar al mar, por mientras yo me sumergía (en traje de baño, no con el equipo de buceo) en una psicinita chica y alargada (como las que habían para los niños hace mil años en el Club Médico de Santiago). Una vez dentro alguien que no conozco se acercaba a decirme que como no empezaba todavía la clase, el uso adicional de la piscina tenía un costo adicional de 1000 pesos. Bueno, no me voy a cagar por luca pensaba yo.

Después un poco más allá había un grupo de buzos que sí conozco, y me acercaba a saludarlos.

Estaban en una especie de bar, al otro lado de la barra, me conversaban y me preguntaban sobre mí.

En algún momento de la conversación yo me distraía por que empezaba a pensar de la nada en un amigo de Santiago, en sus ojitos chispeantes y en su boquita linda. Y ellos me seguían preguntando cosas y yo con la mente en la imagen del hombre mencionado, no atinaba a contestar nada, eh, eeeeeeeeeeeeeeeeee ... me quedaba pegada sin alcanzar a articular palabra alguna.

Cuando la situación se estaba haciendo insostenible, es decir cuando ya estaba quedando como estúpida, me disculpaba y les explicaba con sinceridad que me había desconcentrado y que estaba pensando en otra cosa (no especificaba que en verdad en otra persona). Ellos me miraban intrigados, veía sus caras de pregunta, de sorpresa en primer plano, con la expresión y gesticulación multiplicadas por la cercanía de la cámara.

Todo esto sucedía en forma alternada con momentos en los que yo conducía el auto por cerros de pendientes muy empinadas. Y en los espejos del auto se refeljaba el sol, la luz del verano, a ratos de manera tan intensa que me dejaba encandilada.

5 Comments:

Blogger Hank Chinaski said...

afortunadamente los sueños se sumergen también en la atemporalidad, es paracido a estar ebrio, como con las cubas libres...

abrazos

6:22 p. m.

 
Blogger Ma. Antonieta said...

Me encanta que haya sol tibio en tus sueños. Es genial eso de tus salidas como" no me voy a cagar por luca" definitivamente relajan la lectura y finalmente la parte cinematografica en la que insertas distintos planos para recrear las escenas, genial!!!

11:41 a. m.

 
Blogger Cathyta... said...

Los sueños, será que realmente significarán algo o será sólo nuestra cabeza loca tratando de ordenarse un poco??

Te mando un besote!!

4:03 a. m.

 
Blogger tomasGMP said...

los sueños.... yo sueño tan real que aveces hasta confundo.... leo, escucho musica y hasta siento calor y frio... saludos!

6:43 p. m.

 
Blogger Patricia said...

me recuerdaste la pelicula "inception" con leonardo di caprio mmmm....creo que pensando en el tambien me resultaria dificil articular palabra alguna je je
Retorno al mundo bloguero y me acerco a visitarte e invitarte a mi fiestita je je
besos,

11:14 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home